Estado fallido

Lo que el cine puede hacer

Amar al cine es un tema de la humanidad. No me queda la menor duda de ello después de pasar varios días aquí en Dubái, donde tantas personas que bajo situaciones geopolíticas serían enemigas, hacen una comunión de amor para celebrar el séptimo arte. Sin duda alguna, el Emirato Árabe de Dubái es de los moderados (ante ciertas circunstancias) y eso se presta para hacer un festival en el que pasan cosas como la interacción del muy creciente e interesante mercado cinematográfico de los Palestinos con un actor estadunidense como el gran Martin Sheen, quien a pesar de haber hecho joyas como ¡Apocalipsis ahora! es más reconocido como el Presidente Bartlet de la serie The West Wing. De hecho, lo presentaron como el intérprete del hombre que ojalá fuera Presidente de Estados Unidos (hubo muchas risas, tanto del lado árabe como del estadunidense. A mí me pareció una gran idea). ¿Se acabarían los problemas del mundo si Aaron Sorkin estuviera escribiendo nuestras vidas? Difícilmente, pero fue uno de los temas curiosos que se trataron en los pasillos del lugar.

También se está aprendiendo del negocio que comúnmente conocemos como “amemos a Hollywood, pero no dejemos que nos coma vivos”. La mezcla de estrellas occidentales es bastante equilibrada con las del Medio Oriente e incluso Bollywood. Sí, las grandes galas con cosas como La extraña vida de Walter Mitty, El largo camino a la libertad; Frozen, de Disney, y claro la tan esperada American Hustle (hecha en solo 42 días) de David O. Russell. Pero también juegan su propio juego del paparazzi mientras los periodistas de nuestro lado del mundo y Europa ponemos cara de no entender nada. (Ya me imagino su cara de perplejos si los invitáramos a Morelia y nos vieran hostigando a Eiza González, por ejemplo).

Otra cosa fascinante que sale de esta fiesta del décimo aniversario de este paradisiaco y excesivo lugar es la enciclopedia de las mejores 100 películas árabes de todos los tiempos. Aquí consideran que tienen 475 críticos importantes en lo que a cine se refiere, y todos fueron consultados para compilar la lista. Cada día que pasa siento que hay más que aprender. Que nunca acabaremos. Pero algo me queda claro, el amor por el cine es universal. Y sí tiene el poder de unir hasta a los más acérrimos enemigos en algo muy bueno.

A esperar

Habrá una conferencia de prensa en el Festival de Cine de Dubái en la que participarán Naomi Harris, Lindiwe Matshikiza y Sello Hatang, algunos de los protagonistas de The Long Way to Freedom (El largo camino a la libertad), cinta que tanta expectativa había generado incluso antes de la muerte del líder y mandatario. Sin embargo, a la prensa del mundo que está reunida en este sitio se nos ha pedido nuestra comprensión, como tributo a Nelson Mandela, para esperar estos eventos, la conferencia de prensa, la alfombra roja y otros eventos fotográficos que habrían. Tiene sentido, supongo, cualquier declaración sería mucho más relevante que la película en sí. No obstante, hubo mucha decepción generalizada por la noticia. Sí podremos ver la película mañana y reseñarla para ustedes. Tal vez para entonces los actores y director ya puedan hablar un poco más acerca de esta historia de la vida real.