Estado fallido

Las palabras matan

Estos días que somos víctimas colectivas de las partículas suspendidas, de los políticos colgándose de las tarifas dinámicas de Uber, de las estaciones de Metro cerradas, de las actrices que platican con narcotraficantes, de payasos golpeados en las fiestas infantiles, de videos y de bandas de forajidos adolescentes que parecen gozar de total impunidad, es un poco difícil encontrar un mensaje en el entretenimiento, es difícil encontrar un mensaje común que nos haga bien. Reflexionar. Mejorar, aunque sea un poco, las cosas.

Sin embargo, al encontrarnos con notas como "Escuela clausurada debido al bullying" nos damos cuenta de que la comunidad artística sí está haciendo algo importante sobre el tema. Porque, sin duda, la violencia comienza por la palabras.

Platicando con Mika sobre su sencillo "Hurts", él me decía que muchas personas están convencidas de que el daño no puede ser hecho solo pronunciando palabras. Palabras crueles, misóginas, homofóbicas, xenofóbicas. Su canción dice: "No puedo dejar de escuchar esas palabras, esas palabras, así es como se rompen los corazones". Habló del dicho: "Sticks and stones might break my bones, but words will never hurt me" ("Palos y piedras podrían romper mi corazón, pero las palabras no me pueden lastimar"). Falso por completo. Es el principio de una normalidad cruel que permite todo.

Por eso, al escuchar en la misma semana la campaña de Jonás Cuarón que va en el mismo sentido, #Laspalabrassoncomobalas, todo tiene mucho más sentido. Por supuesto que el cineasta se refiere específicamente a Trump, quien espeta injurias mientras sus esbirros aplauden y aseguran que votarán por él. Pero aunque no diera un paso más en este proceso electoral, el veneno está vertido. Jonás y su equipo están buscando un antídoto para que no se quede registrado el concepto del mexicano como "violador" o "asesino". Sí. Las palabras matan. Si no, pregúntenle a los Minutemen, quienes felices cazan mexicanos en la frontera, inflamados de odio por este tipo de discursos.

Hay muchas campañas contra el bullying —Lady Gaga siendo una de las grandes abanderadas en esto—, pero por algún motivo estos días la situación parece peor. Es destacable ver estos esfuerzos involucrados en la promoción de buenos trabajos artísticos. Construcción en todos los sentidos.

¿En serio?

¿Ya regresan mis Gilmore Girls por Netflix? ¿Podrán seguir hablando así de rápido Lorelai y Rory? ¿No es increíble que Melissa McCarthy, la mujer que desbancó a Batman vs Superman en la taquilla y que tenía un rol de reparto en la serie, también vaya a regresar?

@SusanaMoscatel