Estado fallido

No más basura

Llevo varios días en un estado de acelere y alegría y apenas me doy cuenta por qué. No he salido del cine. Y estoy ansiosa esperando ver varias películas que ya sé que trascenderán y serán importantes para muchas personas. Y ninguna de ellas tiene un superhéroe incluido. Bueno, solo una, pero ya hablaremos largo y tendido de Birdman, cuando el tiempo sea el adecuado.

Perdida, por ejemplo, es la visión de David Fincher (La red social, La chica con el dragón tatuado) respecto al bestseller de Gillian Flynn Gone Girl. Debo confesar que leí el  libro el año pasado y me pareció un tanto extraño. No me cautivó y pensé que sería fácilmente olvidado entre la cantidad de thrillers y novelas de aeropuerto que (muy orgullosa) me gusta consumir cuando estoy en un avión. Pero luego supe que uno de los mejores cineastas del mundo había decidido hacerla suya y me intrigó, me intrigó mucho. ¿Y saben qué me pasó? Cuando vi la película tuve la misma reacción que con el libro. Entonces me sorprendí días después al seguir pensando en ella. Casi de forma obsesiva. Ahora la quiero volver a ver y ya sé por doble partida qué pasa ahí. Pero me interesa saber cómo es que Fincher llegó a donde llegó y, sobre todo, quiero volver a ver la actuación de Rosamund Pike, a quien me tocó entrevistar cuando hizo Jack Reacher, con Tom Cruise, sin destacar en absoluto. Aquí es una revelación. Aquí se hace una estrella. A partir de aquí, pelearán por ver a Rosamund Pike, se los aseguro.

Otra cinta que vi es El juez, producida y protagonizada por Robert Downey Jr. Tiene sus detractores, yo en lo personal pienso que esta relación conflictiva entre padre e hijo (juez y abogado) es una joya. También creo que Robert Duvall ya va por ese Oscar a Mejor Actor de Reparto, pero hablaremos de ella cuando esté más cerca.

La dictadura perfecta, de Luis Estada, nos ha tenido en ascuas y con absoluta impaciencia. Ya está a nada y siendo todo lo que promete será un evento catártico para la sociedad mexicana en muchos sentidos. Lo mejor es pensar que lo hará a través de la risa. Aunque duela un poquito.

Hay tanto más que se avecina antes de que acabe 2014. Falta mucho que ver, pero yo ya tengo a mi favorita y es de un mexicano. Tendrá que ser un Christopher Nolan (Interestelar) o algún otro grande, quien me dé la sorpresa, pero eso está bien.

Estoy más que feliz de saber que estos días voy al cine con mucho más en mente que comerme unas palomitas ricas. Ya llegaron las buenas, señores.

¿En serio?

¿Google podría ser demandado por 100 millones de dólares por no quitar a tiempo las fotos robadas de las actrices? ¿Es siquiera posible quitar esas fotos lo suficientemente rápido antes de que alguien más las vuelva a subir?

¡Que alguien me explique!

¿Por qué Adam Sandler es la persona más vista en Netflix en todo el mundo? ¿Por qué? ¿Seguimos en 1998? 

susana.moscatel@milenio.com