Estado fallido

Y ahí está el detalle

Estoy segura de que Cantinflas será un gran éxito. Ya lo es, de hecho, si consideramos los buenos números que arrojó en su preestreno. Sin embargo, tenerlo en una enorme y desmedida cantidad de pantallas de cine no sé si sea la mejor estrategia de todas. Me queda muy claro, se estrenó en puente y la técnica es una de las más claras y conocidas para los blockbusters estadunidenses. El famoso fin de semana largo que arroje importantes números de arranque, pero me preocupa que estén demasiado engolosinados con el potencial éxito y, a la larga, eso no sea bueno para la cinta.

Las películas que se vuelven glorias a largo plazo no se hacen en un fin de semana. Y el filme  tiene más que suficiente para hacerlo. Pero muchas veces la gente reacciona con hastío a lo que considera sobrevendido y sobreexpuesto, independientemente de la calidad de la producción. Muchos simplemente no querrán verla, porque está demasiado disponible y eso les quitará lo especiales al hacerlo. Suena raro, pero lo hemos visto una y otra vez.

No estoy diciendo que no estamos ante un poderoso y merecido éxito. Solo pienso que la sensación de ver una película en una sala completamente abarrotada siempre ayudará a la publicidad más importante: la de boca en boca. A los críticos, hay muy pocos que realmente nos hagan caso. Y con tantas y tantas salas proyectando Cantinflas, va a ser un poco más complicado que eso ocurra. La película merece la mejor estrategia de todas, ojalá y quien diseñó su distribución en México esté en lo correcto.

No se lo pueden perder

En lo que Juan Gabriel se organiza para al fin sacar ese tan esperado disco de duetos que ya grabó hace un par de años, la diva del otro lado, la más grande de todas diríamos muchos, ha logrado lo propio. Y lo hizo a lo grande. ¿Si ustedes fueran Barbra Streisand, a quién invitarían a cantar? Pues ella decidió cantar “New York State of Mind” con Billy Joel, “Love me Tender” con el mismísimo Rey, Elvis Presley, “People” con Stevie Wonder, y... wow, “It Had to be You” con Michael Bublé. Estoy enloqueciendo como si tuviera 30 años más de los que tengo, pero  este disco, tan solo llamado Partners, no tiene edad. Simplemente es una producción que nació siendo un clásico. Háganse un romántico favor y búsquenlo.

¿En serio?

¿Para acabarla de fregar Robin Thicke también quedó atrapado e incomunicado en Los Cabos, mientras todo mundo se enteraba de sus tragedias gracias al Hollywood Reporter? ¿Ya salió completa la última temporada de Californication? ¿Esperan que viva sin mi dosis anual de Hank Moody?

susana.moscatel@milenio.com