Estado fallido

Dos actrices latinas

Kate del Castillo interpreta a Alexis en la película No Good Deed protagonizada por el impresionante Idris Elba (Mandela) y la encantadora Taraji P. Henson. ¿Qué decirles de la película? Que lo más probable es que no se estrene en México. Es un thriller situado en Atlanta respecto a un asesino y un ama de casa, ambos afroamericanos. Y es claro que, como muchas otras cintas, el público objetivo es precisamente ese.

Pero debo decir que aunque el personaje tiene un breve tiempo en la pantalla, Kate cumple con un sólido trabajo en una escena aterradora y profundamente intensa. Lo curioso fue enterarme  de que a Kate medio le hicieron la vida de cuadritos (aunque no creo que le haya importado mucho) a través de Twitter cuando grupos de mujeres de esa comunidad se enteraron de que sería una actriz latina y no negra la que interpretaría a Alexis. Aunque, por supuesto, luego mujeres de la comunidad latina respondieron defendiendo la selección de Kate diciendo que ella era una verdadera estrella.

¡Qué segmentación! Qué luchas más extrañas. Y que admirable, para ser honestos, el trabajo que se está aventando Kate. Hay que tener muy claras las ideas para saber que hay que ir ganando los terrenos, uno por uno, aunque en algunos ya se sea la reina. Tal vez no es la película que la coloque en el mapa mundial pero, sin duda, es un paso más en la dirección correcta. El ego evidentemente no es enemigo de Kate.

Angélica

¿Han escuchado el nombre de Angélica Celaya? Si no, eso seguramente cambiará muy pronto. En la nueva serie de Space, Constantine, ella no aparece en el primer capítulo. Por decisiones del estudio, después de ver el piloto, decidieron cambiar a la protagonista y buscar que otra actriz interpretara al otro personaje del cómic original: Zed.

Ahí entra Angélica quien, aunque nació en Estados Unidos, es de padres mexicanos y los últimos años ha hecho carrera en telenovelas de nuestro país, básicamente de Argos. Ahora es protagonista de una de las grandes apuestas de la NBC en Estados Unidos y será vista en todo el mundo. Más allá de su evidente inteligencia (solo hay que hablar cinco minutos con ella para darse cuenta) hay una personalidad impactante y enigmática ahí. Ahora tiene el aparador internacional para demostrarlo. Les aseguro, no hay que quitarle los ojos de encima.

¡Que alguien me explique!

¿Cómo escapar de Taylor Swift ahora que un refresco de cola la contrató para ser su imagen?

¿En serio?

¿Robin Thicke hizo una fiesta de divorcio adonde fue hasta Leonardo DiCaprio? ¿Después de hacer un disco entero dedicado a suplicarle a su esposa que volviera con él?  

susana.moscatel@milenio.com