Estado fallido

Viendo al futuro

Hay muchas voces todavía dentro de ambas televisoras que siguen considerando que no existe nada más allá de la señal abierta y actúan acorde a ello. Es cierto que en México todavía existen muchas regiones en las que lo único que llega prácticamente son el Canal 2 y algunos otros. De ahí el eterno poder de las telenovelas y de personajes como Laura Bozzo y mucho más. Simplemente no hay otra cosa. O al menos no con qué comparar.

Pero Televisa ya se dio cuenta que esta conveniente situación no será así para siempre. Después de todo, ¿ustedes creen que en los años 70 los señores de Kodak pensaban que la tecnología casi los borraría del mapa para siempre? O vámonos a tiempos más recientes. ¿La gente que produce faxes? ¿O máquinas de escribir? ¿O trabaja en los telégrafos? No es que haya desaparecido la necesidad de los contenidos, simplemente que ya hay formas inmediatas, accesibles y sencillas para obtenerlos.

Por eso es más que interesante ver la alianza que Televisa ha hecho con MiTú (algo así como una red latina de YouTube) para trabajar en conjunto con ellos, crear nuevos contenidos y sobre todo fusionar las plataformas. Sería demasiado fácil quedarse con la seguridad que la preponderancia del rating le regala ahora y profundamente irresponsable con el futuro. Así que ahora viene lo interesante. ¿Cuáles y cómo serán los contenidos que se promoverán aquí?

Para empezar el concepto “latino” de Estados Unidos es MUY distinto a lo mexicano. Cultural y visualmente. Las referencias son otras (aunque haya mucho que se comparta) y como bien lo saben otras cadenas esos son los tiempos de la fusión. Cuando ya nacieron las nuevas generaciones de padres mexicanos o de toda Latinoamérica allá, los estadunidenses, pero con su identidad aferrada a sus raíces. Y con mucho internet. ¿Es para ellos? ¿O es para la gente que hoy ni lo imagina, esa que en cinco o 10 años tendrá el internet en las zonas rurales, en el campo, en los pueblos lejanos donde ahora solo llega la señal por antena?

Televisa sabe perfectamente qué contenido darle al público que lo está viendo. Será interesante ver esta transición. Y su alianza con YouTube o MiTú será la mejor forma posible de ver hacia dónde apunta el futuro. ¿Cambiará la pantalla abierta? Lo dudo mucho. Al menos no ahora. Pero los ritmos, los intereses y las estrellas que interesarán a la nueva generación de millennials, sin duda comenzarán a influir más que nunca. ¿Será posible que después de años y años en los que la tecnología determinaba al líder en nuestro país ya estemos vislumbrando un futuro donde el contenido sea que realmente cambie todo? Interesante.

¡Que alguien me explique!

¿Por qué el mundo aguanta las estupideces megalómanas de Kanye West? ¿Qué clase de hijo de Satanás decidiría que es divertido trolear por Twitter a la hija de Robin Williams en estos trágicos días?

susana.moscatel@milenio.com