Estado fallido

Swift "vs." Bono

Tratando de entender hacia dónde se dirige la industria de la música, hemos prestado especial atención a las declaraciones de varios artistas que son poderosos. Y no lo duden, Taylor Swift lo es. Rompiendo todo tipo de récords con su disco 1989, ya no estamos hablando de la frágil niñita a quien Kanye West le arrebató el micrófono en unos premios para decir que la presea de Mejor Video la merecía Beyoncé. En ese momento vimos cómo sus enormes ojos se llenaron de lágrimas de incredulidad y hasta miedo, pero muchos no le creímos nada; esa mujer ya está destinada a ocupar un puesto muy importante en la industria. Uno que muchos, de manera nada amable, pero sin la menor duda a modo de respeto denominan power bitch.

¿Qué decir de Taylor? Su música no me molesta. Me dicen mis amigos que se viste como ninguna de su generación? Evidentemente es hermosa, pero lo que nunca me ha gustado es ese juego de víctima inocente mientras se nota que sabe exactamente lo que está haciendo. Hay que respetarlo, aunque no necesariamente nos tiene que gustar. ¿Pero qué importamos nosotros? Ella es de las pocas representantes (y sin duda la más joven) del verdadero star sistem musical. De las que deciden cómo se hacen las cosas. De las que pueden tomar decisiones, como sacar todo su catálogo de sistemas de streaming como Spotify, porque quiere que le paguen todo lo que puede cobrar (qué lujo, ¿no?).

El tema es tan interesante que hasta Bono contestó a la pregunta de que si ese era el camino para sacar adelante una carrera musical (claro que hablamos del hombre que se acaba de dar el lujo de regalar su disco al mundo entero, lo quieran o no). El líder de U2 dijo que no estaba de acuerdo. Que los servicios de música transmitida constantemente por internet eran una gran manera de dar a conocer nuevos artistas.

 ¿Y saben qué pasó por mi cabeza? Ouch. Bono ya no está en contacto con la realidad. Los sencillos, para tener éxito, requieren de repetición, repetición y más repetición. ¿Cómo va a ocurrir eso en streaming si no hay algún promotor, dinero o campaña de por medio?  Disculpen por traerlo a la discusión, pero Arjona se dijo feliz la semana pasada por ser un artista independiente. Bien por él, pero si estuviera empezando hoy con sus canciones nadie se enteraría. ¿O creen que “Mujeres” sería un éxito viral en YouTube? La misma industria de la que siempre se quejó en sus canciones es la que lo colocó en la posición de ser un independiente exitoso.

Así que estos son tiempos interesantes, porque la discusión que antes estaba en las salas de juntas y entre abogados y representantes, ahora sale de la boca de los artistas para sus fans. Nadie puede negar que las estaciones con formato de top 10 o top 40 siguen marcando la pauta en el pop. Pero, ¿estará eso por cambiar para siempre? Mientras tanto, jamás me imaginé un debate entre Bono y Taylor Swift. Como que me causa un poco de migraña.

¿En serio?

¿Justin Bieber, Mejor Artista Masculino? ¿Otra vez? ¿Jared Leto como El Guasón?

susana.moscatel@milenio.com