Estado fallido

Steven Seagal: nuestra peor pesadilla

Es hora que el poder del voto latino verdaderamente encuentre la forma de organizarse, porque, si no, nos esperan tiempos verdaderamente tan malos como las películas de este triste personaje.

No solo se dedicó a hacer películas malas y violentas que retaban los límites de la razón en los años ochenta, este hombre también es, probablemente, la persona contratada como actor con menos capacidad de tener expresiones faciales en los tiempos antes (y después) del Botox. Pero ese no es el verdadero problema con Steven Seagal, quien finalmente sabía que cuando se mezcla la testosterona con las armas de fuego cierto público llena las salas de cine y ahora la tele. No, el problema es que esa misma filosofía cinematográfica la ha trasladado a la vida real por años, persiguiendo a los mexicanos que osan cruzar su adorada frontera como si fueran los villanos de sus cintas. No solo ha sido voluntario para los escuadrones ciudadanos del infame (al menos para nosotros) sheriff Arpagio, con quien no solo  ya tiene un programa de televisión al respecto, sino que ahora ha anunciado que está considerando ser gobernador de Arizona. Si eso ocurre, Jan Brewer parecerá la madre Teresa. Es hora que el poder del voto latino verdaderamente encuentre la forma de organizarse, porque, si no, nos esperan tiempos verdaderamente tan malos como las películas de este triste personaje.

Nunca sabes quién…

Verdaderamente impresionante que fuera el actor Kevin Nealon, egresado de Starurday Night Live, y por mucho tiempo encargado del gran segmento de las noticias falsas, Weekend Update; quien diera la muy dramática y verdadera noticia del avión que se estrelló en el aeropuerto de Aspen a través de su cuenta de Twitter.

Evidentemente conmovido e impactado, el actor describió como la nave, que provenía originalmente de México, estalló en llamas al intentar aterrizar. Siendo quien es Kevin, muchos no creían la noticia al principio, evidentemente esperando que fuera una mala broma, pero desafortunadamente no lo fue. También reporteando en su red social antes que la prensa, LeAnn Rimes, cantante y controvertido personaje de reality show. Cosas que uno no imaginaría en las cuentas de sus celebridades, pero hoy en día todo mundo tiene acceso a la difusión y aunque las autoridades trataron de controlar la escena antes de dar información confirmada, ya más de 2 millones de personas que siguen a estos famosos tenían la descripción de los horribles hechos en la palma de su mano.

Ahora que lo pienso…

¿En estos tiempos de lo políticamente correcto no suena como toda una burla haber llamado toda su vida Elgigante de la canción a Nelson Ned? Ahora que se buscan diferentes formas de referirse al cantante debido a su muerte, el término aparece nuevamente por todos lados y la verdad ya sabe a irónico. La idea original, asumo, era alabarlo, pero al destacar la característica contraría a su realidad, como una persona de evidente estatura baja, creo que se minimizaba quién realmente era el hombre enalteciendo (perdón por el término) completamente lo contrario en una metáfora. ¿No les parece?  

susana.moscatel@milenio.com