Estado fallido

Más "Sex & the City"

O Sarah Jessica Parker y Kristen Davis se están burlando de nuestros débiles corazones o algo va a ocurrir con Sex & the City próximamente. A través de sus cuentas de Twitter ambas actrices han hecho gemidos de la emoción acerca de las “próximas buenas noticias”, sin ser muy claras a qué se refieren. Pero la pregunta es, ¿después de la segunda película, vale la pena seguir? Miren, NUNCA van a encontrar una más grande fan de esta serie que quien les escribe (sí, así con el cliché que implica y todo), pero a veces hay que saber parar.

Aunque por el otro lado, la soltería de hoy no es necesariamente a los 20 y ni siquiera a los 30. Señoritas, si se hace esta película, más vale que se trate de “segundas vueltas”, “expectativas cambiantes”, “maridos que resultaron ser gay”, “todas en la menopausia”  y “mis zapatos por fin destrozaron mis pies”, además de muchos temas más. Lo más fuerte de todo para las que crecimos amando e identificándonos con ese programa: el que los personajes se den cuenta que esa gloriosa etapa de la vida que compartieron con nosotras cambia a pesar de nuestras mejores (o peores intenciones). ¿Llegará el momento que Carrie diga: “De la moda lo que te acomoda”? ¡Jamás!, pero el punto es éste: la serie siempre fue maravillosa, porque no nos vendía un “y vivieron felices para siempre…” en el futuro. Era, esta es nuestra realidad ahora. Hagamos lo mejor que podamos con ella, pero ya llegó el futuro. Y si quieren un ápice de realismo, no pudieron todas vivir felices hasta ahora, ¿o sí? Muero por verlas juntas de nuevo, pero al mismo tiempo, prefiero quedarme con mis recuerdos. Y eso excluye a la segunda película.

Otra sorpresa de culto

Una de las grandes incógnitas de la historia de la televisión fue el final de Twin Peaks, serie que se transmitió en los 90 en ABC. ¿Por qué? Porque nadie entendió por qué mataron a la protagonista, Laura Palmer. Un misterio solo comparable al final de Lost, (¿que alguien me explique ese, por favor). Pero en el caso de Twin Peaks hay una muy buena noticia para los fans (que son rudos) de corazón. David Lynch y Mark Frost, creadores de la serie, acaban de firmar con Showtime para realizar nueve capítulos especiales que se podrán ver hasta 2016 (sufran). Todo esto se anunció primero por Twitter, causando furor entre ciertos sectores que todavía recuerdan este tipo de televisión y que, de hecho, está siendo revivida, en cierta forma, con muchas de las nuevas series más intensas de estos tiempos.

¿En serio?

¿Paulina Rubio saldrá en la serie/novela Juana la Virgen en Estados Unidos, pero no quiere volver a hacer telenovelas en México? ¿Religión de Beyoncé? ¿A qué le oran? ¿Al más perfecto trasero?

¡Que alguien me explique!

¿Qué hará con las llaves de la ciudad de Miami William Levy?

susana.moscatel@milenio.com