Estado fallido

Primer día en la jungla

Quiero contarles la experiencia que tuve ayer. Fue el primer ensayo oficial y con toda la compañía de El rey león y pasamos absolutamente todo el día en el teatro Telcel siendo testigos y parte de este fenómeno a escala mundial que en mayo levantará el telón en México.

El día empezó con la gran oportunidad de sentarnos más de una hora hablando con la creadora de la obra, Julie Taymor, quien fue generosa con sus anécdotas y con su honestidad. La también directora de Frida, con Salma Hayek, y Across the Universe destacó y recalcó lo que esta puesta en escena, en la que comenzó a trabajar hace ya 20 años, ha significado para ella. Destacó que, aunque le da gusto haber hecho mucho dinero para Disney con este proyecto, lo importante para ella es poder contar la historia y vivirla como una gran manifestación del espíritu humano. También fue contundente al decir que para ella era un orgullo que una mujer tuviera la distinción de ser quien encabezara este proyecto (el que más dinero ha recaudado en el mundo en términos de entretenimiento). Dejó muy claro que aún no hay suficientes mujeres en esas posiciones, que deben ser ganadas.

Luego llegó toda la producción. Desde Carlos Rivera (Simba) hasta las costureras, los músicos, los de mercadotecnia y la gente a cargo de todos los detalles. Por petición del director musical todo mundo se presentó. Es, probablemente, la única vez que todos estaríamos juntos (quizás excluyendo el estreno). Tardó un buen rato, pero valió la pena ver cuánto y qué tan diverso es el talento que se requiere para esto. Algunos compañeros de la prensa incluso tomaron el micrófono para presentarse y uno incluso prometió “hablar bien de la producción”.

Luego vino lo bueno. El trabajo de mesa, encabezado por la misma Julie Taymor y todo el equipo de producción compuesto por extraordinarias personas que se han dedicado a esta obra desde que empezó. Muchos otros han trabajado en las giras y en las puestas de otros países. Otros, como parte de la producción de Ocesa, han estado en una importante cantidad de obras y se saben todas las que hay que saberse para montar una súper producción. Pero nada de este tamaño. No había espacio libre en el teatro ni afuera donde no se estuviera trabajando en algún vestuario o puppet.

Alrededor de una mesa, los actores principales y la producción. En más sillas el resto del elenco y atrás un piano y unas percusiones que acompañarían a la primera lectura de la versión para México de la obra. Y comenzó con “El ciclo vital” nuevamente, generando una emoción inexplicable en todos los presentes. Esto ya había comenzado.

La obra corrió sorprendentemente bien en la lectura, la música impulsando. Todos apuntando cosas feroz y felizmente. Concentrados. Aprendiendo. Conociéndose. Toda una experiencia.

Al final, Julie Taymor dijo que se iba muy tranquila, que era un elenco espectacular. Pero lo mejor fue cómo le pidió a cada uno de los participantes que se divirtieran con la comedia, pero que tomaran muy personalmente la historia de la obra. Finalmente, es una narrativa de humanos, no animales, y de las cosas que hacemos. La corrupción, la traición, las grandes pérdidas de nuestras vidas. Todo está en El rey león, si se hace bien. Y empezó bien. ¡Muy bien!

¿En serio?

¿Madonna dijo que Kanye West es el Madonna negro? No sé ni qué hacer con eso.

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel