Estado fallido

"Posers" y "hipsters"

Me ha resultado bastante divertido ver las batallas en las redes sociales cuando se trata de los festivales de música y lo que representan socialmente estos días. Ahora está ocurriendo con Coachella, pero también acaba de suceder en nuestro país con el Vive Latino. Esto nada tiene que ver con la música sino con la batalla de significado que tantas personas le dan a este fenómeno social. Básicamente hay un enorme grupo de personas diciéndole a otro enorme grupo de personas que en realidad no se la están pasando bien y que solo están ahí para demostrar que son cierto tipo de personas. Posers o hipsters, pues. La guerra está escalando y supe ya de varias confrontaciones verbales en ambos eventos de parte de algunos que consideran que los otros no tienen derecho de estar ahí, porque realmente no saben lo que significa y solo lo hacen por status social. Es de risa loca, claro, cuando consideramos que de pronto aparecen Cristian Castro, Laura León en nuestras versiones nacionales, pero ese también es un fascinante fenómeno social. Resulta que por un giro de tuerca ya es cool ser kitsch, o loco, o protagonista de Dos mujeres un camino (ya nos había pasado antes con Eric Estrada). ¿Pero, movimiento social? ¿Batalla de clases? ¿Legitimidad en las manifestaciones artísticas? Miren, yo en lo personal mataría por ver a Twenty One Pilots (Vive Latino) o a Bastille (Coachella), pero hasta miedo me da decirlo, no vayan a ser juzgadas mis intenciones o selecciones musicales o, peor aún: mi lugar en este mundo. ¡Relájense todos! Es música, no un complejo sistema de clasificación social.

De regreso

Yo no sé ustedes, pero los que nos enamoramos del teatro musical viendo a Héctor Bonilla interpretar al padre Silvestre en El diluvio que viene no podemos contener la emoción al enterarnos que aparecerá al lado de Jaqueline y Chantal Andere (qué delicia imaginarlas juntas en escena, caray) y el increíblemente talentoso Mauricio Martínez en La fierecilla tomada (The Drowsy Chaperone). Qué emoción seguir viendo a Guillermo Wiechers y a Juan Torres hacer realidad tantas buenas cosas para los que amamos al teatro musical. El deseo de ver a Héctor Bonilla regresar a este formato es como para sacar lágrimas de la emoción. Qué bueno que Héctor se dejó y que esta tan arropado por semejante talento.

¿Listos para Spidey?

Comienza la semana de Spiderman con la noticia de que el Capitán América sigue en los primeros lugares de taquilla en casi todo el mundo. Eso quiere decir que, al menos en las pantallas mexicanas (donde El HombreAraña se estrenará una semana antes) la confrontación de los héroes de Marvel será directa y frontal. Vendrán de la misma familia, pero el Capitán es de Disney y Spidey es de Sony y la promoción en ambos casos es prioridad en todos los sentidos. Así que en una semana de poca información por vacaciones, seguramente esta será una batalla más que interesante que seguir.

¿En serio?

¿Puppy Selfies? ¿Ex on the Beach? (Eso pasa cuando uno se clava viendo MTV). 

susana.moscatel@milenio.com