Estado fallido

Pobres mujeres

Pocas cosas tan loables como el esfuerzo de concientización respecto al cáncer de mama que suele ocurrir en octubre. El mensaje, sin duda, está permeando cada vez más en la sociedad y prácticamente todo mundo asocia al moño rosa con la necesaria autoexploración. Hasta ahí todo bien.

Pero claro, una vez hecha la buena misión, ¿por qué no distorsionarla en uno o varios actos que destaquen lo que los hombres realmente piensan de las mujeres? Sobre todo en los canales especializados de deportes.

Yo no sé ustedes, pero tengo el privilegio y gran gusto de trabajar con extraordinarias periodistas deportivas, a quienes admiro, antes que nada, por su capacidad, profesionalismo y trabajo. Si son hermosas o no, bien por ellas. Bien por todas. Pero estas mujeres se han ganado su lugar trabajando en un medio casi imposible para ellas y las admiro todavía más.

Por eso ver canales como Fox Sports o ESPN (¡Disney, por favor!) poniendo a cuadro a sus féminas en lugar de a los hombres en octubre, solo porque es el mes del Moño Rosa, me parece absurdo y ofensivo. Si están ahí para ser atractivos visuales, bien por ellas, si eso las hace felices. Ahí tienen sus espacios y el público masculino está contento. Y si están ahí para ser periodistas, pues lo último que deberían querer es que les den una oportunidad a modo de excepción, por el simple hecho de que este mes creamos reconocimiento respecto al cáncer de seno. ¿A eso están reduciendo las oportunidades de destacar de estas mujeres? ¿A la posibilidad de contraer una enfermedad tan horrible?

Carajo, si son tan buenas, pónganlas a cuadro más seguido o en secciones de más peso y contenido. Seguramente muchas de ellas lo merecen. Y si están tan buenas, también. Pero si las vulnerabilidades de sus senos van a ser la razón por la cual ellas, por unos breves momentos, tengan la oportunidad de hacer la chamba de los verdaderos hombres, creo que estamos bastante fregadas. ¿No les parece? En otras palabras: no nos ayuden, compadres.

¡Que alguien me explique!

¿Qué hay en relación a las Kardashian que hace que alrededor de ellas todo mundo esté siempre en algún tipo de terrible crisis que eventualmente sube ratings y vende periódicos? ¿Qué tanto dejamos de darnos cuenta que estas son vidas reales solo por verlas en ese contexto?


susana.moscatel@milenio.com