Estado fallido

El Oscar revive a Elton

Fue una de esas escenas comparables a la cinta Hard Day´s Night de los Beatles si es que el cuarteto de Liverpool hubiese existido en tiempos de Twitter. La vivimos entre la confusión si nos estábamos comportando como fans o reporteras, pero la verdad es que a veces hay que dejarse llevar por la experiencia para poder apreciarla del todo.

Era un día antes de la ceremonia del Oscar, el cual llevamos transmitiendo, en mi caso, desde hace 10 años por la señal abierta en Azteca 7 y Linet Puente, mi amiga y compañera, que domina la alfombra roja estaba muy estudiosa en la alberca. Siendo este el primer día californiano con solecito que gozábamos desde hace mucho tiempo, una servidora salió a correr, con la poca cantidad de prendas que ello conlleva. En una pausa, como toda persona sin aparente quehacer (habida demasiado que hacer) me asomé a Twitter y ahí estaba: Lady Gaga diciendo que moviéramos nuestro trasero y corriéramos al Tower Records de Sunset Plaza.

Ok, cualquiera que ama la música sabe que ya no había esa (y casi cualquiera) tienda de discos en Sunset Blvd. pero justo una noche antes nos había llamado la atención el hecho de que parecía que estaban construyendo otro. El letrero amarillo con rojo estaba sobre el local y un escenario improvisado parecía estarse levántandose al lado. Lo comentamos y seguimos nuestro camino.

Gaga nos avisó exactamente una hora antes y corrimos el kilómetro y medio de distancia hacia el lugar donde el acceso al lugar ya estaba saturado. Con un tuit y un mensaje de Instagram de quien estaría cantando: sir Elton John. Logramos entrar por nada mientras las calles se llenaban con personas que corrían desesperadas por estar en el improvisado concierto, que inició, como debe ser con "The Bitch is Back".

El hecho es que Elton decidió hacer esto para agradecer a la ciudad de Los Ángeles por siempre apoyar su fiesta post Oscar a favor de su fundación en la que tradicionalmente recauda fondos para la lucha contra el sida. Y no fueron pocas canciones: clásicas como "Tiny Dancer", "Benny and the Jets", "Rocketman" y claro, varias de su más reciente disco Wonferful Crazy Night (que está verdaderamente bueno).

Claro, habían muchísimos pequeños monstruos (fans de Lady Gaga) que llegaron por ella y me tuve que preguntar si sabían lo importante que fue su participación, aunque muy breve, en la canción "Don´t let the Sun go Down on Me". En un insustituible clásico, durante el concierto homenaje a Freddie Mercury tras su muerte, George Michael cantó esa enorme canción y presentó a Elton con un ya enorme y tradicional: "Ladies and gentlemen .... sir Elton John". Pues bien, ahora Elton hizo lo mismo por Gaga, quien hizo gala de su gran voz para acompañarlo solo en esa canción.

Lo destacable y emocionante fue volver a ver un Elton feliz y enérgico. La verdad es que los últimos tiempos lo habíamos visto aburrido y flojo. Siendo el enorme monstruo que es sobre el escenario es un deleite verlo de regreso en su esplendor. Y más si es de sorpresa. Y por una buena causa. Y gratis. Bravo.

¿En serio?

¿Siguen con la gran idea de competir con premios de la televisión nacional contra el Oscar?

Twitter: @SusanaMoscatel