Estado fallido

El “Oscar” de Leonardo

Me han preguntado más veces durante las últimas semanas "¿Crees que ahora sí se lo van a dar a Leonardo?" que "¿Cómo estás?" Es un poco de risa loca, si lo pensamos un poco, porque la historia de Leonardo DiCaprio ha cautivado la mente y el corazón de aquellos que generalmente apuestan por las causas perdidas. Y si algo no es Leo es eso.

Pero es un tema que no solo nos une, hasta videojuegos y memes nos tiene compartiendo en la red. ¿Por qué nos importará tanto? ¿Será que queremos creer que el buen trabajo realmente sí tiene su recompensa y la falta de estatuillas para DiCaprio es prueba de lo contrario? ¿O será que realmente ya lo adoptamos como propio, debido a que lo dirigió un mexicano la vez que más oportunidad tiene de ganar? Como si sus orígenes también fueran haber salido en la telenovela Mi abuelo y yo.

Tal vez Leonardo no empezó haciendo telenovelas mexicanas como Diego y Gael, pero sin duda hizo su equivalente en Estados Unidos en sus inicios. Lo primero que hizo fue comerciales de televisión pero también hizo telenovelas o "soap operas", como las llaman por allá a principios de los noventa. Salió brevemente en una llamada Santa Bárbara y más adelante en el adorable sitcom protagonizado por Kirk Cameron y Alan Thicke (sí, el papá de Robin) llamado Growing Pains. Más adelante salió en una de las peores cintas de todos los tiempos llamada Critters 3 que era la secuela de la secuela de la copia de Gremlins.

Pero luego vino 1993 y junto a Robert DeNiro nos dejó atónitos por su buena actuación en This Boys Life junto al actor y luego, la cinta que le mereció su primera nominación What´s eating Gilbert Grape, con Johnny Depp. Y claro, luego Titanic. El resto es historia.

Una historia que probablemente tiene más fascinados a muchos que sus propias películas. La idea de que la Academia no le perdone haber sido tan guapo como Jack en Titanic es una de las teorías más comunes. La otra es que simplemente no lo quieren porque siempre es visto con supermodelos. ¿Podría la cosa ser así de mezquina? Probablemente. Pero lo cierto es que no importa en absoluto.

Leonardo DiCaprio debe tener una estatuilla entre sus manos el próximo domingo. Pero si no es así creo que hasta mejor para él. Como lo fue para uno de sus cómplices favoritos Martin Scorsese quien por años y años y años simplemente no ganaba hasta que en el 2006 se lo dieron por The Departed, ni de lejos su mejor trabajo.

Yo creo que si no le dan pronto su Oscar a Leo lo harán dentro de unos 35, con un auditorio que dará una ovación de pie de eternos minutos ante el mejor y menos valorado viejito de Hollywood. Creo que eso no cambiara el hecho de que podrá seguir haciendo las películas que quiera, salir con todas las chicas de Victoria´s Secret que quiera y salvar el ecosistema de la inminente destrucción humana todo lo que quiera.

Casi, casi se antoja más como "leyenda" que no se lo den ¿no? Aunque sin la menor duda y a pregunta expresa: este año por supuesto que se lo merece.

¿En serio?

¿Adal Ramones dice a la prensa que se "auto censura"?


susana.moscatel@milenio.com