Estado fallido

'Narcos' y CIA

Por motivos que pronto les platicaré tuve la oportunidad de mantener una prolongada y fascinante conversación con el ex operativo de la CIA y analista de asuntos internacionales Robert Baer hace algunos días en Berlín. Más allá de su papel en la historia del mundo moderno y su fascinación por la naturaleza humana en el contexto del cine, Baer es también conocido como el autor de los libros See no Evil y Sleeping with the Devil, que inspiraron la creación de la cinta Syriana, por la que George Clooney ganó su Oscar por como Mejor Actor de Reparto. También es ampliamente aceptado que este personaje está basado en la vida y las misiones de Baer.

Hoy el controvertido y fascinante hombre se dedica a escribir, analizar y preparar proyectos para el cine y la televisión. Y, por supuesto, siendo un experto en materia de seguridad internacional y estando en el negocio del entretenimiento, había que preguntarle mil cosas. Ya lo veremos pronto en producciones de History Channel de las cuales hablaremos mucho cuando estén más cerca de su estreno a principios de 2016. Digamos por ahora que con otro grupo de expertos nos llevará a reconsiderar muchas de las teorías que creíamos verdades históricas de la Segunda Guerra Mundial. Mientras tanto es fascinante descubrir los paralelos que hombres como Baer hacen con estos tiempos, su eterna lucha contra dictadores (Saddam Hussein) y ahora, el narcotráfico, que tiene a nuestros países tomados como rehenes. Y sí, ya vio completa la primera temporada de Narcos de Netflix y le parece una gran serie. "¿Qué serían las cosas sin una que otra libertad creativa?", fue finalmente una de las conclusiones de la plática. Pero, sin duda, la investigación y la ejecución de este trabajo tienen más que satisfecho a un hombre que sabe muchas más cosas de la materia de las que jamás podría contarnos.

¿Homofobia o sensibilidad al exceso?

Matt Damon no es ningún novato así que por ningún motivo creo que no supiera que muchos se iban a levantar en armas al decirle a The Guardian que los actores "gay o heterosexuales por igual" deberían guardarse su sexualidad para sí mismos. Aseguró que entre menos sepa el público de tu mundo privado, mejor puedes hacer el trabajo de interpretar a alguien más. Sueña razonable, ¿no? También fue muy claro que hablaba de todos por igual. Pero claro, la mayoría de los encabezados sensacionalistas optó por solo notar la parte de las personas que eligen estar con alguien de su mismo sexo.

¿Por qué tantos militantes de la comunidad gay aseguraron que eran palabras homofóbicas y que Damon debería responder a fuertes cuestionamientos por su atrevimiento? No lo sé. Cuando uno es un gran actor, con quien se queda uno es con el personaje. La idea no es estar pensando a quién se quiere llevar a la cama saliendo de la película.

Pero también entiendo que ha sido y aún es tan difícil esta batalla que muchos quieren seguir pudiendo gritar su identidad a los cuatro vientos sin la menor opinión opuesta. Interesante debate, pero algo me queda claro. Matt está poniendo a prueba a los extremos de lo "políticamente correcto" con un argumento que, al menos, merece ser examinado. ¿O cómo la ven?

¿En serio?

¿Creen que con dos Palacios de los Deportes les va a alcanzar para los fans de Madonna?


@SusanaMoscatel