Estado fallido

Nadie se salva

“¿Estás nerviosa por entrevistar a Megan Fox?”, me preguntaron un segundo antes de realizar mi misión del día. “¿Yo?”, contesté muy segura. “Para nada. ¿Mi ego? Está devastado a priori”. Risas. No había nada más que decir y entré a la habitación donde ella esperaba. Fue, francamente, una entrevista muy agradable. Mucho más de lo que me imaginaba. Y al final, cuando me estaba contando acerca de cuáles son sus cintas favoritas, verdaderamente me sorprendió al decir:

 “Aunque gozo mucho salir en ellas me cuesta mucho trabajo verme  en esas películas”. Me quedé con el ojo cuadrado. La vi un segundo para ver si estaba bromeando o en pose o actuando, y luego respondí con un muy sofisticado: “¿En serio?”.

“Claro”, comenzó a explicarme. “Nunca has escuchado tu propia voz y te has sentido …. ”.  “¡Ah, bueno! Claro. A mí me cuesta mucho trabajo verme a mí misma en la pantalla. Pero a ti, ¿MEGAN FOX? Te cuesta trabajo verte?”, le pregunté atónita. No sé si fue con incredulidad o casi con agradecimiento. Como les decía, nadie se salva.

“A todos los actores nos cuesta trabajo”, me dijo un poco entre risas al ver mi cara, “porque lo único que haces es entrar en un estado en el que dejas de ver la película y empiezas a verte a ti misma y dices ‘¿por qué sonreí así? ¿Qué es eso en la orilla de mi boca? ¿Por qué no me lavé los dientes antes de hacer esa escena?’ Cosas así”.

Y así terminó la entrevista. Con muchas risas y francamente una reportera agradecida por la candidez. Y por la certeza de que hasta en nuestro peor día en lo que a autoimagen se refiere podemos pensar en que si a Megan Fox le pasa, entonces no debe ser tan terrible.

Lindo asesino

 “¿Y qué te dice tu madre?”, le preguntamos al encantador Freddie Highmore, mejor conocido estos días como Norman Bates en la serie Bates Motel cuando lo tuvimos en nuestra cabina de radio. “Le da risa. Tengo una relación bastante sana con mi madre, no es de ninguna manera inspiración para lo que le pasa a mi personaje”, dijo de buenas y con un perfecto español el actor inglés.

Lo interesante de lo que está pasando con Bates Motel es que en su segunda temporada continuamos en la precuela de lo que eventualmente será la cinta de Hitchcock: Psycho. Y todos sabemos cuál es el destino de Norman Bates. ¿Cómo armar un arco de temporadas para ver llegar al personaje a su inevitable destino si en la televisión nunca se sabe hasta cuándo estará uno al aire? Interesante trabajo el de Bates Hotel. Y admirable actuación y presencia la de Freddy Highmore.

¿En serio?

¿Ya existe el World Dog Awards? ¿Se premiará a los perros en todas las disciplinas que desempeñan y es un proyecto de la CW? Guau.

susana.moscatel@milenio.com