Estado fallido

Nace una estrella

Les quiero contar de una película que me sorprendió tanto, que ahora les pido que suspendan su incredulidad y vayan a verla cuando se estrene este viernes. Aquí le pusieron Un atrevido Don Juan y en cuanto a lo que a traducción de nombres se refiere no está tan terrible. Es Don Jon y es una versión de Joseph Gordon-Levitt de una historia de un evidente conquistador, con un giro: es adicto a la pornografía.

Ahora bien, Joseph es para muchos el más joven alien de la serie  La tercera roca del sol. Simpático personaje, pero al lado de John Lithgow, pues, no parecía ser el gran talento de la comedia de situación noventera. De pronto lo empezamos a ver en cintas importantes como lo fue Inception y eventualmente Batman. El caballero de la noche. Pero para toda una generación se volvió en un personaje de culto por la ingeniosa 500 días con ella, en la que la historia de amor/desamor es narrada en un destiempo tan bien logrado que ya es un referente de su generación.

Aún así Joseph es de esos actores respetados, pero que pareciera que tenían que seguir demostrando su talento cinta tras cinta. Don Jon cambia todo ello. Lo cambia porque la escribe, la dirige y la protagoniza (¿creían que solo Derbez?). Lo cambia porque tiene el mejor ritmo de una cinta que he visto en mucho tiempo. De verdad hace años que no me pasaba que yo dijera: “¿!Qué!? ¿Ya acabo? Quiero saber que le sigue pasando a este hombre y a su gente”.

 Es una estupenda adaptación que logra capturar muchos de los sentimientos humanos que nos hacen vulnerables y falibles, pero a la vez entrañables y fascinantes. ¿Cómo les digo? Entré sin esperar nada, y ahora ya no puedo esperar para poder volverla a ver. Sí. Nació una estrella en todas las facetas de la pantalla grande con Don Jon. ¡Véanla!

El animado Obama

Sí, es cierto que visitar los estudios de Dreamworks en Glandale, Los Ángeles, es una experiencia hermosa. Solo comparable con Google y Pixar en términos de ambiente de trabajo y facilidades para que la creatividad fluya. Pero la visita de Barack Obama al hogar de Shrek no fue precisamente una visita de cortesía y diversión. Entre los cheques más relevantes que Hollywood firma para determinar quién será su candidato en las siguientes elecciones vienen de las carteras de Katzenberg y Spielberg. ¿A quién creen que le regalaron todos esos ceros la vez pasada? Ahora es a Hillary, ya lo anunciaron y solidario con su partido Obama está regresando el favor. ¿Así quién no se anima?