Estado fallido

Música y obsesión

Hoy se estrena Whiplash, una de las mejores películas del año. La cinta que seguramente le dará Oscar como Mejor Actor de Reparto al extraordinario e intenso J.K. Simmons (Spiderman, Juno) y que destaca el brutal talento de Miles Teller (Divergente y próximamente Los 4 Fantásticos). ¿Qué distingue a Whiplash de otras películas que tocan el tema de las academias de arte, en este caso de música, y lo que los jóvenes estudiantes tienen que hacer para triunfar con su talento? Pues yo diría que ritmo, ritmo y más ritmo. La cinta es en sí como una pieza musical. Una intensa pieza musical que sí nos regala momentos para respirar, pero que vuelve a tomar control de nuestras emociones a puro batacazo cuando menos nos damos cuenta.

Esta es de esas películas que por ser tan buenas han ido creciendo poco a poco y sin la menor duda será de las campeonas de la temporada. Pero nada de eso le debe preocupar a usted cuando vaya a verla. Simplemente déjese llevar por la música, la pasión y hasta por la deliciosa crueldad que nos presenta. Verá que no se arrepiente.

Corrección de película

Las cosas como son. El primer reporte que recibí respecto a la distribución de películas producidas por Amazon me decía que primero se estrenarían en su plataforma y aproximadamente ocho semanas después en los cines; entonces, así lo publiqué en la columna de ayer. Pero el hecho es que si el plan de Amazon les sale como lo anunciaron formalmente, será exactamente al revés.

Ante todo resulta necesario reconocer la importancia de que las cosas sean de esta manera porque esto quiere decir que al menos el gigante de internet pretende trabajar con las salas de cine y no imponer de golpe un nuevo esquema. Aun queda mucho por verse. ¿Estas cintas tendrán el apoyo que requieren en los cines para competir con los otros estudios? Si no tienen la exhibición que esperan ¿usarán su plataforma para presionar? Sea como sea, es muy importante tener la información precisa desde un principio para forjarnos una opinión de esta transformación de la industria. Por ello siento mucho la confusión inicial y agradezco a los atentos lectores que lo notaron.

¿En serio?

¿El programa de revista The View ahora es racista solo porque alguien de la producción criticó a Rosie Pérez, una de sus conductoras, que resulta ser latina? ¿En serio el hashtag es #YoSoyRosie? Sí es muy boba esa caja a veces. 

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel