Estado fallido

Megalomanía

Shirley Manson, de Garbage, lo dijo muy claro cuando en su visita a México le preguntamos su opinión respecto a la ocurrencia de U2 de regalar su más reciente disco a absolutamente todo el que tuviera una cuenta de iTunes, lo quisiera o no. Le pareció una muy mala idea, pero entendió que cuando a tu alrededor absolutamente todo el mundo te aplaude todas tus ocurrencias es difícil distinguir una cosa de la otra.

La misma banda irlandesa aceptó hace unos días que todo fue un acto de megalomanía con un poquito de autopromoción, lo cual fue adorable. Pero la verdad es que ellos no tienen problemas. Ni viven ya de lo que ganan con sus discos y con una gira cualquiera les alcanzaría para comprar prácticamente cualquier país pequeño del mundo.

 Ahora, para ser justos, U2 no es el problema que enfrentan los artistas independientes estos días. Tal vez no ayudó en nada que la banda más grande del mundo mande el mensaje de que no hay que pagar por la música, pero la realidad es que cada vez menos personas están dispuestas a hacerlo. Al menos de la misma manera que lo hacía antes. Lo platicábamos con Fer Santillanes en la mesa redonda que tenemos de ¡hey! en MILENIO Tv. Lo que se va a apoderar del mercado son los servicios de paga mensual que te dan toda la música que puedas querer por una reducida cuota.

 Igual que la televisión (perdón, pero a menos que sea HBO o MILENIO Tv difícilmente me sacas de Netflix estos días). Uno que otro canal de cable que se ha puesto las pilas de manera extraordinaria (Tienen que ver Constantine, por ejemplo), pero la tendencia seguirá siendo pagar una cuota por ver en el momento exactamente lo que uno quiere.

 ¿Qué hacen los independientes contra los monstruos? ¿Aún vale la pena entrar al sistema de las disqueras cuando éstas piden en los nuevos contratos hasta un alto porcentaje de lo que se gane en las giras en vivo? (Ahí está el dinero). No hay fórmula aún. Los muy extraordinarios y muy afortunados van encontrando su propio camino. Mucho más ahora en la tecnología que en los bares o cafebrerías, como antes. Pero algo es cierto, por más que queramos culpar a la megalomanía de U2, ellos son el síntoma, no el problema. Y, francamente, creo que les salió el tiro por la culata, porque el disco es bueno. Y nadie siquiera se ha dedicado a opinar respecto a eso.

¿En serio?

¿Snoop Dog cantando “La bamba” en Monterrey? ¿Y yo en otro lado?

¡Que alguien me explique!

¿Cómo es que la terrorífica muñeca Anabelle fue el disfraz más popular este Halloween? ¿Ha nacido un clásico que llegó para nunca irse? ¿Cuánto tardarán en unirla con Chucky? ¿Qué dirá la novia de Chucky? ¿Por qué me preocupan estas cosas?

susana.moscatel@milenio.com