Estado fallido

Más 'cochinadas' del espectáculo

Después de que tantos nos horrorizamos con el hecho de que la ya famosa (por la mala) Lady 100 pesos fuera a organizar una firma de autógrafos, empezó a circular en redes la historia positiva de la joven Olga Medrano, quien ganó la Olimpiada Europea de Matemáticas como prueba de que nos podemos concentrar en buenos ejemplos en lugar de las estupideces que algunos hacen, que los llevan a la fama. El pequeño problema es que le pusieron el mote Lady matemáticas, lo cual, por el uso común que se le ha dado a esta moda de hacer el ridículo a través de la prepotencia, simplemente no es compatible con el extraordinario logro de Olga. Y así es como esta joven acabó en las mismas páginas que los corruptos, pedantes y despistados de nuestro país. Deberíamos tener una mejor manera de aplaudir el éxito que compararlo con lo peor que tenemos. Mientras tanto, bravo Olga. Sigue tu camino que necesitamos más gente como tú.

La policía 'topless'

El representante de Lyn May parece que vio una mina de oro en la ex policía Nidia García Muñoz, que consideró prudente posar sin ropa, armada y en su patrulla hace poco tiempo. ¿Qué belleza no? A fin de cuentas para eso pagamos impuestos. Pero la señorita tiene que comer, así que ahora saldrá de gira artística con todo el talento que seguramente tiene bien escondido, ya que no sabe si volverá a mostrar sus atributos. ¿Tons qué? ¿Clases de defensa personal en minifalda? ¿Tutoriales privados del nuevo reglamento de tránsito? No es que sea particular de México, pero tres segundos de fama parecen atarantar al que menos esperaría uno. Yo si fuera Lyn May, estaría muy ofendida con su manager.

Identidad sexual y elegancia

Aunque no lo crean, la nota respecto a qué baño estará usando Caitlyn Jenner en el edificio de Donald Trump o en el de cualquiera, para el caso es un asunto de debate serio y, por más imposible que parezca, asunto relevante en las elecciones de Estados Unidos. Ha sido tema recurrente en los debates y entrevistas a los candidatos. "¿Qué baño debe usar una persona transgénero?". El tema de fondo es uno de inclusión, aceptación y comprensión. Es importante. Es un símbolo de cómo está (o no) cambiando el mundo. Pero para muchos medios de comunicación el tema se ha reducido a dónde piensa hacer sus necesidades la estrella del reality show. Y con palabras extraordinariamente gráficas, burdas , claro, hasta anatómicas. ¿Qué les digo? Hacer espectáculos no quiere decir frivolizar todo, por más fácil o divertido que parezca. Pero vaya que se da en la fuente, cual perfecta cochinada del espectáculo.

¿En serio?

¿Comcast ya se tragó también a Dreamworks?


Twitter: @SusanaMoscatel