Estado fallido

'Ingobernable'

La serie que desde hace meses se está trabajando en Netflix, donde Kate del Castillo será la primera dama de la nación, por el momento sigue en camino y sin cambios en sus planes de producción. Hasta lo que sabemos, los motivos que han puesto a Kate en los titulares estos días no han provocado ningún anuncio al respecto (aunque posiblemente aun es muy pronto para cualquier cosa). Es demasiado temprano para saber cómo va a desenlazar toda la historia de Kate, Sean y el Chapo, con todas sus complejas ramificaciones, pero en lo personal estaría muy decepcionada si La ingobernable no se hiciera.

Hace aproximadamente un mes y medio platicábamos con Kate sobre la serie y nos aseguraba que sería como algo que nunca hubiésemos imaginado. Que rompería todos los paradigmas de lo que se había visto antes en televisión. Que nos sorprenderíamos como nunca. Hablaba de la serie ¿eh? ¿Quién iba a pensar que en la vida real ella misma estaría haciendo eso y más? ¿Que México entero, que el mundo completo se enteraría de sus correspondencias y proyectos de producción y tendría una opinión? ¿Que la Rolling Stone y Sean Penn serían parte de la historia? ¿Que El Chapo quería su película? ¿Que Kate querría producirla? ¿Qué serie (o película, para el caso) podría superar semejante trama? La ingobernable, quizás. Al menos si la situación no se complica de manera legal para la actriz. No puedo esperar para ver qué harán ahí ahora.

Pero es un asunto complejo, sin duda. Netflix no está sometido a las mismas presiones que cualquier televisora convencional. Por eso hemos visto contenidos completamente distintos. Por eso éste es el espacio donde se puede ir más allá. Pero la carga política, de todos modos, será incuestionable. Y es momento de ver qué tan buenos somos para separar realidad de inventado. En lo personal, estos días estoy completamente en el limbo respecto a cómo distinguir una de la otra.

"¿Qué será de nuestra pobre ficción?", me pregunto día con día. ¿Cómo podemos superarla? Lo platicaba con varios productores de Hollywood el día de los Globos de Oro y todos lo admitieron: si hace unos años alguien hubiese llegado a venderles una historia como la que ha ocupado los titulares desde que la revista de rock dio a conocer la entrevista de Sean Penn al Chapo Guzmán, probablemente no la hubieran aceptado por inverosímil. Tomen esta, escritores. ¿Cómo le ganamos a la realidad? ¿Sea la que sea?

Porque algo sí me queda claro. Hay demasiadas cosas que no sabemos todavía. Pero hemos aprendido mucho acerca del carácter del público como una masa que juzga y saca conclusiones instantáneas. Así como en las redes sociales, todos tenemos nuestra verdad absoluta. ¿Eso será un factor en el futuro de la carrera de Kate del Castillo?

¿En serio?

¿Les molesta tanto que Alejandro se haya quitado el González de sus créditos cinematográficos y solo haya dejado el G. Iñárritu?


susana.moscatel@milenio.com