Estado fallido

La "Gloria" pirata

Unas 369 mil personas fueron a ver Gloria a los cines este fin de semana, recaudando $18.771.880 pesos, lo cual no se puede llamar un grandioso éxito pero, definitivamente, un buen inicio, considerando que la piratería ya lleva semanas con copias de la misma adonde sea que uno volteé a ver. Sin embargo, ocurrió algo muy interesante con la cinta en los pasados días que aún puede hacer que las cosas mejoren para la ópera prima de Christian Keller: muchos la están recomendando, sorprendidos y atónitos por el hecho.

No estoy hablando de los que nos dedicamos a hablar de cine, ni de aquellos que se hacen llamar críticos y ni siquiera de los que han optado por hacer interesantes análisis sociales planteando la cinta como un caso de estudio respecto a la corrupción de nuestros sistemas. Estoy hablando de la gente en las redes sociales. En las conversaciones de café. En sectores que nunca imaginaríamos que entrarían a ver una cinta sobre la más grande estrella pop mexicana, pero que lo hicieron y quedaron gratamente sorprendidos.

Yo, por ejemplo, le dije a mi señor padre en tono de broma que iba al cine a ver Gloria. Que si me quería acompañar. Se quedó pensando unos segundos y me dijo, “¿El guión es de Sabina (Berman), verdad? Vamos”. ¡Orale! Entramos a la primera función del jueves y la sala estaba vacía. Pero a pesar de que se tuvo que aventar mi constante comentario y repentina participación musical (¡Ey!, uno a veces es humano en sus ratos libres), él me dijo que se la pasó bien y que se había quedado pensando.

Así que espero que pase lo siguiente: que en los próximos días, y ya con el final de las vacaciones ,el público aumente. Que ese quinto lugar en la cartelera (con todo y Hobbit) mejore y que cada quien se forme su propia opinión.

Mucha gente ha destacado el hecho de que en tiempos donde los biopics, las cintas que narran la historia de algún famoso, este es uno que está bastante bien hecho. Pero fue toda una travesía y un riesgo económico lograr llevarlo hasta la pantalla. Ni siquiera a la piratería le conviene matar a la gallina de los huevos de oro. Pero ahí van, sin pensar en un mañana. Sin pensar cuantas otras películas nunca se van a hacer para que se las puedan robar si destruyen una como ésta.

El reto ahora es del público. ¿quieren ver de qué se trata tanto escándalo? Háganlo en el cine. Es muy difícil levantar un proyecto así. Solamente recuerden que este no es un documental, porque es muy cierto que la libertad creativa con los tiempos y algunas personalidades trabaja más a favor de una historia que de la realidad.

¿En serio?

¿No solo habrá otra película de Rambo, sino que se avientan la puntada de armar suspenso con el nombre de la misma … para llamarla ¡Last Blood!?

¡Que alguien me explique!

¿Por qué seguimos preguntándole cosas del espectáculo al Brujo Mayor? ¿¡Por qué!? 

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel