Estado fallido

¡Fusión!

Esta nota es importantísima, porque por primera vez se reconoce el cambio de estafeta de la generación de latinos que viven en Estados Unidos y la manera en la que ellos están marcando la pauta en todo: lo político, lo económico y por supuesto en cuanto a los contenidos del entretenimiento en ese país y en el mundo entero.

Good Morning America (ABC) y Despierta América (Univision) se unieron para transmitir de manera bilingüe el anuncio respecto a esta nueva cadena de televisión cuyo objetivo son los jóvenes latinos que hablan inglés y ése es el más grande reconocimiento posible a lo que está pasando con los contenidos y sus nuevos alcances. En otras palabras, aunque un poco abruptas, pero no por ello menos ciertas: han dejado de producir televisión solo para indocumentados sin poder adqusitivo. Se le intentará subir el nivel socioeconómico (a ver qué logran con ello) a las historias que se van a narrar (eso no quiere decir necesariamente que se traducirá en calidad, pero habrá que ver). Se reconoce también que hay una asimilación al mercado anglo, pero que a la vez hay una nostalgia muy comercializable por las raíces de ese enorme y creciente público.

¿Qué quiere decir esto para nosotros? Pues eso es lo interesante. ¿Veremos más telenovelas adaptadas al formato de serie como Ugly Betty? ¿O eventualmente dejaremos de recibir productos inflados por la desesperación de otras generaciones de paisanos recién llegados a territorio ajeno como Laura Bozzo? La presencia de Eugenio Derbez en la transmisión de ayer es probablemente lo que mejor representa este fenómeno: un éxito inusitado ante un mercado completamente regenerado. Al que se le invierte, porque por primera vez regresa con creces esos dividendos.

ENTRE PERROS TE VEAS…

Mientras que el gobierno decide imponerle un impuesto a la comida de perro, tratando a estos seres como si fueran artículos de lujo y generando una situación, aún más difícil para la subsistencia de los canes entre los rapaces humanos, de pronto encontramos actos de esperanza, buena voluntad y gran iniciativa. No saben la ternura que provocó Sandy, el perrito que apareció en el estreno de El curioso incidente del perro a medianoche. En seguida hubo varios voluntarios que quisieron adoptarlo y ésa era precisamente la idea. La producción de Tina Galindo y Claudio Carrera está trabajando con un grupo llamado Llévame a Casa, que se dedica a crear conciencia y sobre todo a facilitar adopciones responsables de estos animalitos y déjenme decirles que es una estupenda idea. No es la primera vez que el teatro hace equipo con este tipo de causas. En Broadway, por ejemplo, el musical Annie regaló boletos durante todo octubre para quienes adoptaran perros de ciertos refugios. Y el mismo perro que sale en la obra (Sunny, que interpreta a Sandy) fue también rescatado de un seguro sacrificio. En nuestro país este tema no podría llegar en un momento más afortunado (o desafortunado, según el punto de vista). Seguramente muchas vidas serán cambiadas para bien por esta decisión de cooperación entre el arte y el amor a los animales. ¡Bravo!