Estado fallido

Feministas y traseros

Terminando este 2014, en la cultura pop hay que señalar dos fenómenos que ocurrieron en la música y en la televisión anglo, sobre todo, pero que de todas maneras nos llegaron a afectar aquí con toda la globalización. Primero, a los reporteros les dio por preguntarles a las jóvenes actrices y cantantes si eran feministas. Muchas como Kaley Cuoco (Big Bang Theory) o Kathy Perry dijeron que no. Quizás por miedo a pensar que eso significa que no les gustan los hombres o algo así de confundido. La otra es que este fue el año en el que en la música muchos de los grandes éxitos tuvieron que ver con el tamaño del trasero ya fuera de las cantantes (Nicki Minaj) o de las musas de los que cantaban. Ok, no por eso generalizaremos y diremos que no fue un gran año para la mujer. Hubo aquellas preparadas y con claridad que explicaron bien el asunto (Natalie Portman, Emma Watson) pero sin duda nos debemos preguntar que significa todo el escandalo y pensar si seguirá así el 2015.

"Nerds", Corea del Norte y el FBI

Cada vez se pone mejor la historia que nos dio material y material para cerrar el año con información fresca y no una serie de recuentos (nos gusta estar en vivo). Hubiera sido horrible regresar en enero y enterarnos que después de una gigantesca y delicada crisis internacional entre Sony Pictures y Corea del Norte todo resultara ser (como suponíamos al principio de esta compleja telaraña) la venganza de algunos nerds enojados con la compañía tras los despidos que hubo los últimos tiempos.

No lo estamos diciendo nosotros, la publicación The security Ledger señala que después de varias investigaciones y análisis los hechos apuntan más hacía ello que Corea del Norte, quienes por cierto siguen negando todo y ya vieron desaparecer su internet en más de una ocasión. La verdad saldrá tarde o temprano, pero las consecuencias nadie las cambia: The interview cambió todas las estructuras de distribución que habían sido cuidadas con centinelas por décadas (como nunca vender o rentar digitalmente una cinta mientras seguía en sus primeros tres meses de estreno). Las demandas contra Sony por no cuidar la seguridad de los empleados continúan y la chamba de muchos está en la línea. Películas que tocaban el tema de Corea del Norte ya no se van a hacer y los directivos tuvieron que vérselas con la Casa Blanca. En cuanto al FBI, que no tardó en apuntar hacia el país que reina Kim Jong-un, pues ahora está en la mira de los críticos y expertos de seguridad a nivel mundial.

La verdad es que espero que sí hayan sido unos nerds enojados y no un país con potencial nuclear quien hizo todo este caos, porque entonces seguramente pronto veremos la película al respecto. Y espero que la haga Sony, con mucho humor negro, autocritica y por supuesto un éxito tan brutal en taquilla que les ayude a compensar por este mes y medio del infierno que acaban de pasar.

¿En serio?

¿Siguen censurando la película Éxodo en algunos países árabes? Espero que sea por lo aburrida que es.  

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel