Estado fallido

Estrellas de cine

No tenemos muchos nombres en el cine nacional que llevan a la gente a llenar las salas, pero Luis Gerardo Méndez empieza, sin la menor duda, a ser uno de ellos. Los Nobles, No se sí cortarme las venas, El curiosoincidente del perro a media noche, este actor se ha ganado con su trabajo de años el lugar que tiene y siempre da gusto verlo triunfar. Pero sí está muy curioso verlo destacado en toda la publicidad de la cinta Paraíso como si fuese uno de los protagonistas del filme. Luis Gerardo hace un personaje divertidísimo, al igual que Anabel Ferreira. Pero la verdad es que la auténtica y absoluta protagonista de la película es Daniela Rincón y les pido que no despeguen sus ojos de la actuación de esta maravillosa y muy joven actriz que merece todo el crédito por su trabajo en la divertida cinta de Mariana Chenillo.

La película tuvo una de sus primeras presentaciones en el Festival de cine de Dubai y verdaderamente causó una muy bella impresión entre los asistentes, que eran de todos los países del mundo. Ahí nadie sabía cuál era la diferencia entre vivir en Ciudad Satélite y la Ciudad de México, pero pronto quedó claro el shock cultural que los protagonistas sufren al hacer el cambio de contextos sociales. El primero parecía el paraíso al lado de lo que esta ruda ciudad le hace a sus habitantes, incluyendo a la autoestima de nuestra protagonista que por primera vez se siente inadecuada y fuera de lugar por su sobrepeso. Cuando ella y su marido deciden ponerse a dieta y él comienza a bajar de peso más rápido, las cosas se complican rápidamente. Cualquiera de nosotras que haya vivido algo remotamente similar sabe las implicaciones emocionales que esto tiene. Y las posibles consecuencias en las relaciones también. La producción de Chenillo lo retrata con ternura, sencillez, humor y mucho amor. Es una cinta que verdaderamente vale la pena. Va contra Trasformers próximamente, cierto. Pero la transformación del personaje de Daniela es mucho más sorprendente y profunda que las simples apariencias. Qué bueno que al fin ya la podremos ver. Y que nazcan nuevas estrellas de cine para que sigan jalando público a la taquilla de nuestras cintas nacionales por gusto y no por obligación.

Ser madre

¿Esas cápsulas que patrocina un supermercado en una estación de radio de verdad creen que criticar a las mujeres que se han dedicado a trabajar en lugar de tener hijos es un buen mensaje? ¿Creen que solo hay una manera correcta y posible de vivir la vida plenamente? Nadie pone en duda lo hermoso que es la maternidad, pero hablar del reloj biológico como una bomba de tiempo para aquellas que han pretendido dedicarse a cualquier profesión (o simplemente a trabajar porque no les queda de otra) es una forma muy limitante de ver al mundo. ¿Y qué creen señores de la estación y del súper? Las que no son mamás, también compran sus productos.

¿En serio?

¿Un mundo sin nada nuevo de Monthy Python? Buscaré el lado bueno de vivir, pero… 

susana.moscatel@milenio.com