Estado fallido

Despidos en la televisión

La primera vez que me quitaron un programa de televisión lloré como Magdalena. Solo era una reportera novata, pero para mi ese proyecto era el mundo entero. Era un noticiario para jóvenes llamado ¿Qué? y ¿Por qué? en los tiempos de una muy joven TV Azteca. Me enteré, como suele ocurrir, en un pasillo y yo tuve la triste misión de informarle a mi jefe y amigo de lo que estaba pasando.

"Bienvenidos a la televisión", escucharíamos muchas veces después de eso. Pensábamos que el mundo se nos había acabado. Y, en efecto, muchos compañeros de ese proyecto liderado por el talentosísimo Juan Manuel Farías siguieron adelante en otras cosas. Pero los que quisimos quedarnos en la tele fuimos tercos. Sufrimos. Pasamos por programas que hoy en día preferimos dejar fuera de nuestro currículum. Algunos nos pusimos tercos y nos negamos a hacer cosas que nos parecían denigrantes. Otros se adaptaron al sistema. Pasaron años y aquí seguimos. Pero en su momento, ese parecía el final del sueño de trabajar en este negocio que tanto amamos.

Les cuento esto porque siento una profunda solidaridad y cariño por tantos de mis compañeros que estos últimos días han recibido las malas noticias de que salen del aire sus programas. Aunque se ha hablado más de lo que pasa en TV Azteca, lo mismo fue con Cadena 3 y, sí, señores, también está pasando en Televisa. Hay gente brutalmente talentosa que de un día al otro se está quedando sin trabajo, porque de pronto los esquemas de trabajo ya no funcionan. Nada tiene que ver en la gran mayoría de los casos con su calidad laboral. Específicamente, en algunos casos de productores con quienes he tenido el honor de trabajar y no podrían ser mejores. Tiene que ver con los paquetes y las exclusividades.

¿De qué hablo? En Azteca, por ejemplo, el esquema de pagarle "al talento" por paquete lleva ya varios años. No es que alguien este específicamente contratado para un programa, sino que recibe un sueldo por hacer lo que se requiera en distintos espacios. Si salen de golpe seis programas del aire ¿de que manera mantendrán eso? Imposible. Hay talento de cuadro que la está pasando mal, pero francamente me siento más preocupada por aquellos que hacen su trabajo detrás de las cámaras y que no "se lucen" ante el público. En la industria sabemos quiénes son los fregones y espero que muy pronto vayamos por ellos, pero francamente no hay suficiente espacio aún.

Las exclusividades causan el mismo tipo de problema en otros lados. ¿Se está sacando el provecho que se requiere de lo que se paga? Difícilmente. Muchísimos se quedaron o se quedaran sin ellas próximamente.

No estoy diciendo que salieron del aire los mejores programas de la historia de la televisión mexicana. Pero lo que sí aclaro con contundencia es que se están quedando sin trabajo algunas de las personas más talentosas que conozco. Guionistas, gente de producción, reporteros, etcétera.

Como alguien que ya pasó por esta una innumerable cantidad de veces (y en los medios de comunicación sabemos que es parte de una aterradora normalidad) les recuerdo respirar. Se seguirá produciendo y mejor aún, cada vez hay más plataformas fuera de la televisión abierta. Estamos con ustedes. Y a las televisoras: entendemos que esto es un negocio y que hay momentos de crisis. Pero también es una gran oportunidad de replantear lo que viene en la televisión abierta ¿no lo creen?

¿En serio?

¿La hermana Flor considera que Dios estaba fijándose en el resultado de MasterChef?


@SusanaMoscatel