Estado fallido

Cruel, brillante, "restirada" y divina

Joan Rivers es de esas personas a quienes odias con pasión o simple y sencillamente la adoras de una manera absoluta. Una servidora forma parte del segundo grupo y lo digo con orgullo. La mayoría de la gente hoy la ubica como la reina del Fashion Police, molestando a las luminarias por sus opciones de moda en las alfombras rojas y en las grandes ceremonias de premios, pero independientemente de su mordaz lengua y su incapacidad de importarle lo políticamente correcto, Joan es mucho más. Es una de las verdaderas líderes de las mujeres en el entretenimiento.

¿Por qué es tan importante Joan Rivers? Más allá de las 274 cirugías faciales que calculamos que se ha realizado, está el hecho de que se burla de cada una de éstas. No hay tema prohibido para Rivers. Ni el suicidio de su marido, asunto que siempre ha considerado como uno de los grandes catalizadores para permitirle entender que no hay nada demasiado importante como para tomarse en serio (o siquiera respetar).

Joan luchó contra todos aquellos que aseguraban hace sesenta y tantos años que las mujeres no podían ser divertidas. Luchó contra el veto en el programa más importante de la comedia, el Tonight Show (hace algunas semanas regresó por primera vez por invitación de Jimmy Fallon). Luchó constantemente contra las demandas y críticas que le caen encima, porque simplemente no respeta absolutamente nada. Y lo hace a través de la risa.

Otra cosa que Joan ha hecho muy bien, aparte de ofender con sentido y carcajada a diestra y siniestra es adaptarse a las nuevas tecnologías y formatos. No hay nada a lo que no le entre. Incluso a sus 81 años, a la mariguana en su reality show. Es una gran tuitera y tiene un podcast que ya es de culto, llamado En la cama conJoan. Gran entrevistadora, porque puede preguntar las cosas más espantosas del mundo y todos corren deseosos a contestar. Yo lo haría.

Al cierre de esta edición, Melissa Rivers, la hija de Joan, pidió nuestras oraciones por su madre. En la mañana del jueves, en un procedimiento sencillo, tuvo un paro respiratorio y su condición fue crítica gran parte del día. Joan Rivers en una fuerza de la naturaleza. En lo personal he dicho que si algo deseo es ser como ella dentro de 243 años. Pero hasta para las más divertidas y sólidas perras del espectáculo (y ella aprobaría el calificativo) hay límites. Espero, realmente, que esta mujer no haya llegado al suyo.

¡Que alguien me explique!

¿Con los sentimientos de qué generación cree que está jugando la compañía Sanrio al revelar que Hello Kitty no es una gatita ¿Con la más actual que adoptó al animalillo como símbolo semiemo? ¿O con los que crecimos en rosa pensando que era adorable, para luego ser decepcionados por los verdaderos colores de nuestros personajes favoritos? Como sea. ¿Cómo diantres no va a ser un gato esa cosa?

¿Por qué no podría importarme menos que se casaron Angelina y Brad? ¿Por qué lo que ellos hacen sigue siendo una industria multimillonaria?

¿En serio?

¿Según el creador de Los Soprano,  el personaje de Tony no está muerto, como fue interpretado por muchos al final de la serie? ¿Y de qué sirve saber esto sin la esperanza de volverlo a ver? Nunca pondrían a nadie más que a James Gandolfini a interpretarlo, ¿verdad?

susana.moscatel@milenio.com