Estado fallido

Criminales al fin

Mañana se estrena una de las películas más esperadas del año. Es Capitán Philips y, sin la menor duda, es una aventura de la vida real que no nos deja distraernos ni por un momento. Tom Hanks ya no se transformó físicamente para interpretar al hombre que fue secuestrado por piratas somalíes hace cuatro años, después de que ellos tomaran su barco cerca de sus costas, pero el trabajo del director Paul Greengrass (United 93,Bourne Ultimatum) es verdaderamente destacable. Platicamos con él en Londres y fue una experiencia enérgica y fascinante. Sobre todo por su perspectiva respecto a este tipo de crimen, que sigue ocurriendo en todo el mundo, y la forma en la que él piensa que se parece a lo que en México seguimos viviendo día a día, solo que en tierra (pseudo) firme.

“Esa es la realidad. La mayoría de la  gente que hace cosas malas no piensa que está haciendo cosas malas y esa es la realidad. Podemos pensar que están mal y seguramente tenemos razón. En este caso, ser pirata es un negocio violento, sucio y cínico. Es crimen organizado básicamente, pero en altamar. Y muchas naves de muchas naciones han sufrido. Están listos para secuestrar, torturar… pero solo quieren el dinero. Así que se siente real. Y puedes entender por qué hay jóvenes que le entran y qué les está faltando en su hogar que eligen ser piratas”.

Para Greengrass en realidad no hay mucha diferencia entre ser un pirata o un sicario en una ciudad fronteriza.

“Es absolutamente el mismo negocio. Exactamente igual que los cárteles, el crimen organizado en altamar es bastante organizado, muy protegido y hay grandes cantidades de dinero. Y una vez que toma control de la sociedad, como ustedes lo saben en México, es verdaderamente difícil desincorporarlo. Es fácil romantizarlo. Pero no es romántico. No hay nada romántico sobre las bandas de piratas hoy en día”.

Una perspectiva muy interesante que solo se podría derivar de una película basada en hechos reales. Cierto, algunos de esos hechos han sido disputados, pero platicando con el auténtico capitán queda claro que es un hombre que simplemente se topó con una muy terrorífica forma de criminalidad. Mucho que aprender de la naturaleza humana con esta historia y más con ese director.

¿En serio?

¿Lady Gaga se tiene que seguir colgando de la fama de los Muppets? ¿Monty Python creía que solo los iban a dejar hacer una fecha de reencuentro? ¿Se vendieron en 42 segundos los boletos? ¿Por qué tardaron tanto?