Estado fallido

¿Creen que somos idiotas?

Me hicieron llegar el video de la entrevista en una estación local de Televisa donde los conductores de ATM, Tania Reza y Enrique Tovar están siendo entrevistados por una mujer, con el claro intento de control de daños después del escándalo que hace una par de semanas tomó las redes sociales ante una aparente situación de acoso sexual en plena pantalla.

Enrique, evidentemente perturbado, dijo que estaba ahí para dar la cara. Que cuando "tocó" los senos de su compañera en plena transmisión (grabada, han aclarado mil veces. Como si eso hiciera la menor diferencia) fue por órdenes de la producción. Pero lo más grave de todo es que asegura que lo hicieron como parte de una campaña en contra del acoso sexual que estamos por ver y que se les salió de control. Además dijo que todo era un sketch y nada más lejano de la realidad de cómo se llevan los conductores.

Acotemos unas cuantas cosas, ¿va? El programa no es de sketches, nadie sabía que, de pronto, un par de conductores (no actores) estaban representando personajes. Es claro que hoy nunca falta el productor que dice: "Vamos a hacer un escandalito para que se haga viral y suba el rating". Y vaya que así salieron las cosas. Pero aquí, en este programa que se hace precisamente en Ciudad Juárez, hay tanto más en juego. Tantas tragedias, feminicidios y simple misoginia que resolver, que imaginar que un personaje de media neurona consideró más importante subir su rating que el mensaje que estaba mandando es como para pedir que nunca, nadie más involucrado con esto vuelva a acercarse a una cámara de televisión en la vida. Si pudiéramos quitarles sus celulares no estaría mal. Pero tampoco promovamos medidas fascistas.

Tania sostiene esta versión de los hechos. Ambos dicen que a veces simplemente hay que obedecer a los jefes. A la producción. ¿En qué? En mentirle al público. En jugar a que la mujer es objeto del cual se puede abusar. Noticias para ustedes, amigos. NO es cierto. Nadie te puede obligar a hacer algo que consideres que está mal. Y menos bajo la amenaza de sacarte de la tele. ¿En serio creen que salir a cuadro y la fama es mucho más importante que su dignidad y el daño que se pueda hacer?

Muchos dirán que se salieron con la suya. Que antes nadie sabía quiénes eran y ahora se habla de ellos. Que le han hecho ofertas importantes a Tania. Que ganaron. ¿Esa es la moraleja con el que nos quedamos entonces? ¿Déjate agarrar y saldrás adelante? Participa en un juego de agresión sexual, aguanta, deja que le digan una de mil versiones de lo que pasó a la gente que te sigue, a la que te defendió y luego podrás cosechar los frutos? Tania, tú misma dijiste que eres una mujer de trabajo. No lo dudo ni tantito. Mereces algo mucho mejor que ser parte de una faramalla tan mal armada y tan nociva.

Todos los que trabajamos en la tele hemos tenido productores acelerados. Extremos, locos, sin moral. Son la minoría pero ahí han estado y por cierto ahí siguen muchos de ellos. Con la idea de "viralizar" las cosas, viene una nueva generación todavía peor. ¿Pero qué creen, señores de ATM? Se vale decir "NO". La reportera que los entrevistaba acabó ofreciendo disculpas por lo ocurrido. ¿La reportera? Pues por lo visto era la vocera de un mensaje retorcido, malogrado y que solo quemó a todos los involucrados. Ni siquiera es cierto que los estaban entrevistando, eso fue como un "comunicado". Aunque el mensaje, sea el que sea, sigue perdido entre la ambición de la fama y en el no saber ya cómo arreglar el caos.

¡Que alguien me explique!

¿Por qué Satuday Night Live no invitó al mismo presidente Peña Nieto a molestar a Trump (muy al estilo del programa) y se limitó a que un actor lo interpretara? Ok, no hubiera ido, pero qué divertido hubiese sido comentarlo. 

susana.moscatel@milenio.com