Estado fallido

Cantinflas es su Chaplin: Duvall

“Cantinflas era maravilloso”, exclamó el gran Robert Duvall cuando le pregunté sobre el personaje. “No he visto esta película en particular, pero él era una especie de Charlie Chaplin mexicano”. Todo venía al caso porque estábamos hablando de la cinta El juez, que realizó con Robert Downey Jr., quien interpretó magistralmente a Chaplin en su momento. Pero su emoción por lo mexicano (habla perfecto español) no se limita a los grandes del ayer.  “¿Saben con quién trabajé?”, dijo de la nada a la mesa redonda en la que estábamos  “¡Con Joaquín Cosío!”. Cierto. Lo hizo.

 Pero ahí les va otra que ni se ha anunciado y que él platicó con felicidad absoluta. Resulta que Duvall está filmando, como director, una película llamada Wild Horses (Caballos salvajes) que es una especie de western. Hay un crimen que se comete y es una mujer de la ley la que tiene que resolver esto. Solo hay tres (Texas rangers) mujeres ahí. Toda la acción es en la frontera de México. Su esposa interpreta a esta mujer, pero necesitaba a otra actriz con ciertos dotes de manera urgente.

 “Y en esta pequeña película que estoy haciendo tuve la suerte de conseguir a Adriana Barraza. Ella tiene su propio teatro en Miami. Maravillosa actriz, tuvimos suerte de conseguirla.  La volamos desde Utah y de regreso un par de veces. Tenemos un presupuesto muy pequeño, pero tenemos gente tan buena. James Franco, Josh Arnett y ella. Nos fuimos a comer con Adriana para platicar, ella es maravillosa”.

Así que muy cercano a lo nuestro, el gran Tom Hagen de El Padrino (y mil cosas más) y encantador como pocos. A media plática, donde estaba hablando de lo que fuera y mil cosas más, sonó su teléfono. Lo ignoró. Pero el aparato fue insistente y cuando volteó a ver quién era estalló en carcajadas.

 “¿Saben quién es? Es Jeremy (Strong), el que interpreta a mi hijo más joven en la película (The Judge). Se la pasa volando de una costa a la otra. Y Downey le da asilo en su casa”, nos contó mientras el teléfono seguía sonando. “Es un muchacho muy lindo. Es de Massachusetts y está tan dedicado. Cuando salió de la escuela, se hizo uno de los que encuentran la manera de hacer las cosas. Se convirtió en el asistente de Daniel Day Lewis, de inmediato”. Nos hubiera seguido platicando, pero el teléfono volvió a sonar. Y con otra gran carcajada nos cerró un ojo y contestó: “¡No puedo hablar contigo! ¡Estoy en una mesa redonda promoviendo nuestra película! ¿Para qué me llamas? Estamos hablando de ti. Te hablo después”, dijo casi con lágrimas de la risa.

Hay mucho más que contar de un encuentro con Robert Duvall y lo haremos pronto. Pocos como él, con esa experiencia, talento y ganas de balconear a todos sus amigos.

¿En serio?

 ¿El nuevo escándalo sexual de Hollywood involucra a un actor (Stephen Collins) que interpretó a un pastor cristiano por años y años en la serie 7th Heaven?  

susana.moscatel@milenio.com