Estado fallido

Corren al de espectáculos y dejan al candidato

Qué belleza. Billy Bush, el conductor de espectáculos que estaba con Donald Trump diciendo cosas horribles de las mujeres, ya fue oficialmente despedido de su chamba en la NBC, ahora en el Today Show (el evento con Trump y el micrófono encendido ocurrió cuando estaba en el programa Access Hollywood). Como calculamos, no lo dejaron ni regresar a decir adiós.

 Todo esto se da a conocer el mismo día que Melania Trump dio una entrevista en la que dijo que su esposo fue incitado por Bush para decir esas cosas. Que su Donald no es ese hombre.

 Caray, entonces ellos viven en un mundo donde los reporteros de espectáculos debemos tener un nivel de moral y calidad humana intachable, pero los candidatos a la presidencia de Estados Unidos no pueden ser repudiados por lo mismo. Pues que los ayude la fuerza suprema en la que más crean. Sí, Billy Bush fue igual de repulsivo que Trump en sus comentarios. Sí, no es alguien a quien nadie le convenga tener en su programa de televisión en estos momentos. Pero, ¿qué no ven lo que se están perdiendo? Según la esposa del candidato, acaban de despedir a un hombre que tiene prácticamente poderes mentales sobre lo que hace o dice un potencial presidente de Estados Unidos. ¿Qué no es eso más relevante que unas cuantas millones de personas ofendidas? Aparentemente no.

 Como los Republicanos no vieron este desastre a las mismas millas a la distancia que los demás, ahí tienen a su candidato. Y no tienen un mecanismo que lo pueda separar de su tour político de elefante en cristalería. Pero no vaya a ser usted un cartero, un cantante o un reportero de espectáculos, porque entonces sí, palabras como esas te costaran tu carrera. Ahora solo quedan las urnas.

¡Bravo, Chente!

Yo no sé ustedes, pero así como me encantó el concierto que se llevó a cabo en la frontera de San Diego y Tijuana promoviendo el voto, estoy muy orgullosa de nuestras grandes figuras, quienes han decidido participar en el proceso de la elección de Estados Unidos, a sabiendas de que los resultados nos afectaran a todos aunque no tengamos voto.

La fiesta que Vicente Fernández hará en Las Vegas previo al tercer debate que se llevará a cabo mañana, sin duda, será un evento increíblemente relevante y sin la menor duda muy divertido.

 La realidad es mucho más sencilla que eso. Cuando importa la gente ha sacado lo mejor de sí misma para tratar de evitar esta ridícula pesadilla política. Trump no sabrá mucho de lo que pueden hacer personajes como Los Tigres del Norte o Vicente Fernández. Pero está a punto de darse cuenta.

¡Que alguien me explique!

¿Cuándo fue que estas elecciones se apoderaron de la fuente del espectáculo?

Twitter: @SusanaMoscatel