Estado fallido

Ay, ay, ay.

Contra los números no se puede discutir así que es un hecho que la taquilla se la llevó ¿Qué le dijiste a Dios? el fin de semana pasado. Sin duda, la figura de Juan Gabriel es más que suficiente para atraer a esas multitudes al cine y precisamente ese impulso y ese cariño de la gente me obliga a preguntarme ¿Qué no merecía algo mejor El Divo de Juárez?  Queda muy claro que eso lo tendrán que determinar quienes decidan si seguir pagando un boleto de cine o no para ver la película o no.

Si después de que realmente se corra la voz de que Juanga casi solo sale un instante, entonces veremos quién realmente quiere seguir acudiendo a verla. Es posible que siga siendo mucha gente, o tal vez con este éxito inicial quede todo. Pero aunque espero que a los que trabajaron loablemente les vaya muy bien algo les aseguro: éste no es el final de esta historia. ¿Será posible que algunas personas que participaron en la producción y luego consideraron que fueron hechas de lado de manera brusca e injusta se quejen formalmente? Por como veo que van las cosas, eso es muy posible.

Aun así…

No podría estar más de acuerdo con lo que escribió hace algunos días en su columna Carlos Puig respecto a que el Oscar de Alfonso Cuarón será para Alfonso Cuarón y no para México. El mérito es de él y tristemente lo logró a pesar de un sistema que no funciona muy bien cuando se trata de promover ese tipo de talentos en nuestro país.  Sin embargo, hay que admitirlo, se siente bien que haya figuras como él. Entrando hoy a los Estados Unidos para hacer algunas entrevistas, después de una de esas largas filas de migración, el oficial tomó mi pasaporte y se me quedó viendo. Ya me esperaba el típico y nada agradable cuestionario. “¿Te quieres quedar aquí para siempre?”, “¿Tienes influenza?”, “¿Tienes a algún narcotraficante en tu familia inmediata?”. Pero no, cuando el hombre vio mi visa de trabajo como periodista lo primero que me preguntó fue “¿Conoces a Alfonso Cuarón?”, “Crees que Gravity gane el Oscar?”. Eso fue todo, con una inusitada sonrisa selló mi pasaporte y me dijo “pues pásela muy bien, y visítenos pronto de nuevo”. ¿En serio? ¡Gracias Cuarón! (Aunque no nos corresponda el mérito). 

¡Esas son bolas!

Lo siento Miley, pero tu “Wrecking ball” ya no te pertenece. Estoy segura que nunca imaginaste lo que provocarías con tu explicito video pero ahora tenemos la verdadera lucha de titanes. En una esquina tenemos el mejor meme del año: Christian Castro en pose de masajito con saiote postrado en la bola de metal. En la otra, el video de Ron Jeremy, estrella porno de (casi) la tercera edad, cuyo video sátirico ya tiene millones de visitas en YouTube. ¿Por quién vota usted? Apagar la tele y las computadoras es una muy sana opción.  

susana.moscatel@milenio.com