Estado fallido

¡1985!

Mañana se cumplen 30 años desde el estreno de una de las películas más emblemáticas de nuestros (o de aquellos) tiempos y queda claro que hay mucho que celebrar. El brillante trabajo de Robert Zemeckis, Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson y todos lo que nos llevaron a pasear en el tiempo con Regreso alfuturo requiere de una inevitable segunda lectura aunque, en algunos casos, y me incluyo, es en realidad como la lectura número 20.

Aunque en la primera entrega de esta cinta, Marty McFly viaja a 1955, donde provoca tremendas paradojas, al conocer a su entonces muy joven futura madre más adelante en la saga, el personaje llega precisamente al 2015. Sé que los fans están más que claros que el 21 de octubre de este año se cumple el plazo y que ya oficialmente “estamos en el futuro”. Es un divertido y muy practicado ejercicio esos días ver cuántas de las predicciones se cumplieron y cuántas no. Pero para mí lo más notable de todo es el hecho de que 30 años después la historia sigue siendo tan original como lo fue en su primer momento.

Estos son días en los que vemos a los 80 y 90 regresar con venganza a la pantalla grande. Este viernes, simplemente, viene Terminator. Los dinosaurios del parque siguen destrozando la taquilla y Mad Max fue una historia de éxito para sus productores. A pesar de los deseos del director Chris Columbus (aunque con toda la fuerza de Spielberg detrás) regresarán los Goonies y también los Gremlins. Ya ni para que irnos hasta los 70 y mencionar que el año lo cerraremos con el regreso de la Guerra de la galaxias. Así que es admirable y testamento a la perfección original de Regreso al futuro el hecho de que no veamos una secuela (al menos no todavía) de estas tres cintas originales.

¿Quién demonios podría superar a Michael J. Fox como Marty McFly? ¿Quién? Arnold Schwarzenegger se salió con la suya en el regreso Terminator con un gran guión y aún mejores efectos especiales, pero Michael no lo puede hacer por motivos de salud. Creo que hay un sentimiento de respeto para el personaje y el actor que espero no traten de superar a favor de los evidentes dólares que esto generaría en la taquilla.

No es que no se podría hacer una gran, gran historia. Cuando tu tema es viajar en el tiempo estos no solo están permitidos, sino que se pueden lograr grandes historias con ellos sin arruinar la premisa original (Terminator, de nuevo). Pero el tipo de nostalgia de Regreso al futuro tiene todo que ver con 1985, el punto de partida de todo. Es un año imposible de recrear para mal y para bien. Mejor dejémoslo en paz.

¿En serio?

¿Una niñera de Argentina demandó a Matt Groening porque asegura que no le gustan los hispanos? ¿No suena un poco sospechoso esto en los tiempos de “acabemos con Trump”? ¿Olvidó esta mujer que la esposa del productor se llama Agustina María Picasso Achaval y que también es de origen argentino? ¿No sabrá, por ejemplo, que Groening ha creado personajes como La Abeja en honor al Chapulín Colorado? 

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel