'Dirty Pop'

La desgracia de Pink Floyd

Roger Waters vendrá a México a interpretar temas de Pink Floyd el 28 de septiembre, lo cual es posible tras haber ganado un pleito legal que duró varios años para poder hacer uso de materiales de la banda; por un largo tiempo llevó The Wall y la parafernalia del muro construyéndose y derribándose con un extenso tour por el mundo, y una gira realmente exitosa.

Pero antes del problema en la corte, Pink Floyd se catalogaba como una banda consistente. Se veía como una agrupación sólida, cuya alineación estaba conformada por Nick Mason en la batería, Richard Wright en el teclado, Roger Waters en el bajo y la voz y Syd Barrett como guitarrista y voz principal.

La desgracia acechaba a los británicos, pues Barrett un día despertó con una alteración mental que lo llevó no solo a permanecer en su casa, sino a ser ingresado a varios hospitales psiquiátricos, en donde se mitifica que sus visitantes músicos acudían para que los inspirara al componer algunas canciones, como el caso de Paul McCartney.

"Cuando salió del hospital, Syd Barrett vivía como un ermitaño en su ciudad, en Cambridge. Se movía en bicicleta, con una especie de cesta, tal como describía en su genial y surrealista tema 'Bike'. Al final, parece que intentaba escribir un libro. Esa era la vida de un genio que se volvió loco. Así de simple. El fundador de Pink Floyd, el creador de obras maestras absolutas como 'Arnold Layne', 'See Emily play' e 'Interstellar overdrive'.

"Barrett también inventó el sonido de Pink Floyd y el nombre, tomado como una broma surrealista, basado en los nombres de dos músicos de blues no muy conocidos: Pink Anderson y Floyd Council. Syd fue tan vanguardista y revolucionario que aún está por conocer quién será el genio que pueda superarlo en su propia astronomía de la esquizofrenia"•, expresó El mundo sobre el músico.

El uso de LSD había detonado esa especie de esquizofrenia que poco a poco fue separándolo del grupo hasta que su guitarra no sonó más y entró David Gilmour para darle un nuevo sonido distintivo al grupo.

Fue tal el impacto de Barrett en la banda que compusieron y le dedicaron el álbum Wish You Were Here, de donde se desprende una canción homónima. Ahora Barrett está muerto, pero su legado fue más grande de lo que nunca imaginó.

@soft_reyes