Al descubierto

En el recuento de los daños, un fortalecido

Hace una semana, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo anunció su salida de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, esto ha tenido varias interpretaciones, en la que la mayoría de panistas sin importar el grupo coinciden que no le quedó de otra que renunciar luego de un par de errores cometidos.

Sin embargo hay personajes claves en el partido y el gobierno quienes murmuran que no fue renuncia "voluntaria" y directamente el gobernador Miguel Márquez Márquez le exigió la separación del cargo.

El comentario se fortalece, al hacer memoria que el mismo Diego un mes antes decía en lo corto "¿porqué me tengo que separar en este momento?", sin embargo desde hace una semana dejó entrever que ya lo tenía pensado y gente cercana a él soltó el rumor que ya era cuestión de días ante el golpeteo.

Y aun cuando no harán nada público incluso algunos panistas vinculados a ese grupo reconocen que las cosas no están del todo bien y la incertidumbre les gana en lo que pueda pasar. Mientras que la mayoría pretende dar mensajes de optimismo acompañados de nerviosismo que ya se ven del otro lado con miras al 2018.

La realidad es que hoy nadie tiene nada seguro y mucho menos se puede presumir de ventajas al interior del partido como se pretende sembrar la idea.

Los dieguistas hoy presumen que si van a una asamblea para elegir al candidato a la gubernatura tienen una ventaja considerable y aseguran que podrían arrasar; mientras que los de frente evitan dar cifras y reconocen que no pueden soltar el trabajo que están realizando y sí urge fortalecerlo en algunos municipios.

Pocos son los que reconocen que el panorama está cerrado y en realidad no se ve un claro repunte o preferencia hacia Diego pese a traer la maquinaria de gobierno o de Fernando quien debería traer amarradas las estructuras del partido.

Con este panorama varios personajes coinciden que hoy solo hay una persona que se fortalece al interior del partido, Humberto Andrade Quezada, presidente del comité directivo estatal.

La fuerza puede radicar al convertirse en un verdadero árbitro en la contienda interna, a la par de ir cobrando un par de facturas que no deje dudas quien lleva las riendas del partido y hoy no puede darse el lujo de equivocarse como otros lo están haciendo.

También se fortalece la hipótesis de que puede ser el caballo negro, ante la pugna interna de los grupos que apoyan a Diego Sinhue y a Fernando Torres, la cual está muy lejos de que baje de tono.

Esta hipótesis se fortalecerá si después del 8 de septiembre, Humberto Andrade deja de aparecer públicamente en medios, de lo contrario puede ser interpretador como un acto anticipado de campaña siempre y cuando tenga interés de contender por algo en el 2018.

Lo que Acción Nacional buscará desde el Comité Ejecutivo Nacional es llegar a negociaciones y acuerdos importantes porque saben que Guanajuato al ser bastión panista, los votos que pueden sumar en el 2018 al candidato a la Presidencia de la República pueden marcar un rumbo.

sofia.negrete@milenio.com
Twitter: @sofia_negrete