La caja de pandora

Ni idea tiene… pero cobra más de 150 mil pesos

Hace unos días el senador por el Estado de México, Alejandro Encinas Rodríguez, señaló que el gobernador Eruviel Ávila Villegas debería explicar los motivos que lo llevaron a dividir la Secretaría de Transportes (sic) en siete dependencias, cuyas funciones se duplican en la mayoría de los casos y se obstaculiza la posibilidad de que la ciudadanía tenga acceso a la información pública.

Es una lástima que este político pida explicaciones sobre cosas que no conoce. Qué desgracia que la entidad sea representada en la Cámara alta por un ignorante de lo que pasa en el estado.

Si el senador Encinas estuviera al pendiente de la entidad, que le permitió cobrar el jugoso salario que recibe, sabría que la Gaceta de Gobierno del día 17 de diciembre del 2014 precisa que la Secretaría de Transporte (no de transportes) cambia de nombre a Secretaría de Movilidad y que la Secretaría de Desarrollo Urbano, se fusiona con la Desarrollo Metropolitano para quedar como Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano.

Los legisladores mexiquenses jamás dividieron la Secretaría de Transporte, como lo menciona el "fabuloso" Encinas quien solo demuestra falta de conocimiento sobre el tema y habla para tratar de posicionarse en los medios. Lo peor es que lo logra con un tema lleno de mentiras.

Para el legislador: "esta desaparición de la Secretaría de Transportes realizada en diciembre de 2014 y la creación, en su lugar, de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano, la Secretaría de Movilidad, la Secretaría de Comunicaciones, el Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares; el Sistema de Transporte Masivo y Teleférico, y la Junta de Caminos del Estado de México, es una estrategia turbia que coincide con la corrupción detectada para elevar los precios de un tramo del Viaducto Bicentenario entre los ejecutivos de OHL y el hoy ex secretario de Comunicaciones, Apolinar Mena Vargas".

Como tip al senador Encinas: debería estar enterado que la mayoría de las dependencias que cita existen desde hace más de 10 años.

¡Caray que mal! Habiendo realmente tela de dónde cortar, sale con declaraciones que revelan lo poco que le importa lo que pasa en el Estado de México, a pesar de que lo representa en el Senado, y sí lo mucho que se le da es la ignorancia en el tema, la mentira y, sobre todo, el pleito, que es de lo que vive.

Es aquí cuando los mexiquenses debemos de replantear leyes que permitan que personajes como Encinas estén en una curul en el lugar de donde emanan las mismas ¡no es justo! ¿Cómo es posible que alguien tan truculento y nefasto cobre más de 150 mil pesos por no hacer nada más que armar lío?

¿Es este tipo de senadores los que velan por nuestros intereses? Las respuestas son lógicas, no, no y no, lo ilógico es que esa gente goza de fuero constitucional y no se le puede ni correr ni meter a la cárcel por robar nuestros impuestos a través de un salario que no merece; así que estará en el Senado 4 años más.

Lo peor es que el muy cínico se atrevió a pedir que la Auditoría Superior de la Federación, de la Secretaría de la Función Pública, del Congreso local intervenga en este caso. En verdad, como decía mi abuela el que nada sabe nada teme. ¡Que indignante!

Y nos representa cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal.