La caja de pandora

Se hacen las cosas mal

Valle Dorado, una colonia donde la mayoría de los propietarios de viviendas paga sus impuestos; un lugar "planeado", considerado dentro del Plan Municipal de Desarrollo Urbano; hoy, un sitio inundado.

Injusticia plena, ninguna de las autoridades "competentes" atiende a los ciudadanos que, asentados dentro de la ley, han perdido su patrimonio.

Es inaudito que a los antorchos, a los de Uprez y a cualquier persona que sea rijosa y se establezca en predios irregulares, de forma ilegal, sin pagar impuestos y trasgrediendo todo orden urbano, sean apoyados por el gobierno.

¿Miedo? ?incompetencia? ?ambos? La realidad es que las cosas se hacen mal, en el Estado de México !se premia la ilegalidad!

¿Quiere vivir tranquilo y con un patrimonio seguro? Invada un predio, forme parte de una organización de zánganos que viven a expensas de los programas gubernamentales; finalmente, a las autoridades lo que les importa son los votos, no cumplir con su obligación, la cual sería hacer valer la ley.

Para muestra Valle Dorado, en donde sus habitantes sufren las consecuencias de un drenaje que fue calculado para dar servicio a esa zona, que ha colapsado y seguirá colapsando por los asentamientos irregulares que se han conectado al mismo.

¿Quién será el mandatario que en verdad haga algo para detener las invasiones, el crecimiento desordenado,? ?Qué autoridad se hará responsable de un Desarrollo Urbano ordenado, planeado, sustentado?

¿Acaso los que gobiernan no piensan en las consecuencias de que las ciudades sigan creciendo a tontas y a locas?

Se requiere de civismo, compromiso, conciencia y amor, no al puesto o al cargo público, sino al Estado de México, para detener esta situación. Se necesita que la reserva territorial con la que cuenta la entidad deje de ser negocio para quienes la administran y se destine para atender el derecho constitucional a una vivienda digna, para hacer valer la ley y haya orden urbano.