La caja de pandora

¿Muchos empleos?

Javier García Bejos, secretario del Trabajo, no se ha cansado de repetir que en la entidad aumentó el número de empleos. Si los datos que da fueran reales, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el Estado de México no diría que la tasa de desempleo entre las personas económicamente activas para de julio de 2014 se ubicó en 6.2 por ciento, lo que representa un incremento de 0.3 por ciento contra lo registrado el año pasado, es decir, 5.90 por ciento.

En julio, el funcionario aseguró que el gobierno del Estado de México se perfilaba para anunciar la creación de 40 mil nuevos empleos en el primer semestre de 2014, con lo cual triplicaría la cifra lograda en el mismo periodo de 2013 cuando apenas se habían generado menos de 15 mil fuentes de trabajo.

Así lo declaró García Bejos, quien se montó en los números para afirmar que se trataba de una señal inequívoca de franca recuperación del mercado productivo y económico del territorio mexiquense.

En entrevista dijo que "hasta el mes de mayo ya íbamos -entre el IMSS, el ISSSTE y el ISSEMYM- arriba de 30 mil plazas de trabajo, por lo que estamos esperando que este primer semestre y ya con las cifras oficiales acabemos con más de 40 mil plazas, sería casi tres veces más de lo que generamos en el mismo periodo del año pasado"

Y entonces la pregunta obligada es ¿quién miente: García Bejos o el INEGI?

Lo peor es que como es el encargado de la materia laboral en el estado, es quien pasa las cifras a gubernatura entonces hizo que el gobernador Eruviel Ávila Villegas asegurara públicamente que en el primer semestre del año, "el Estado de México se ubicó entre las cinco entidades a nivel nacional que generaron más empleos, ya que registró un incremento superior a 150 por ciento en el número de plazas creadas con relación al mismo periodo de 2013".

El sol no se puede tapar con un dedo y la realidad es que nuestro estado no es trabajolandia como quiere que creamos el secretario García Bejos.

Quizás sean buenas intenciones o probablemente piense que diciendo que hay muchos nuevos empleos, con el poder de la mente y de la repetición, esto va a suceder, pero no se puede jugar con las cifras y menos aún engañar ¡eso no se hace!

Valdría la pena que el servidor público estatal reflexionara que entre más infle las cifras menor será el presupuesto y la atención para resolver esta problemática social y, en este sentido, hablamos del sostén de las familias mexiquenses, de personas que no tienen trabajo de gente de carne y hueso que no encuentra un empleo real para llevar el sustento a los suyos.