La caja de pandora

Ejido=problemas

Terrible situación la que viven los ejidatarios y, peor aún, las personas que se atreven a comprar en ejido, ninguno es dueño con derechos reales sobre sus bienes.

Los ejidatarios dependen de una asamblea y de un líder para poder hacer valer un poco que lo suyo les pertenece; los que compran en ejido dependen de un milagro.

Instancias como la Coret o la Comisión de la Reforma Agraria, encargadas de convertir en propiedad privada los bienes comunales o ejido, no pueden intervenir para regularizar los predios, aun cuando quien haya comprado lo solicite, y es que solo la asamblea comunal puede decidir quién regularizará los terrenos.

Esto significa que si dentro de una asamblea se estipula que un despacho de abogados será quienes realicen el trámite ante las instancias mencionadas, los compradores tendrán que pagar lo que el despacho les cobre que puede ser la cantidad que los leguleyos pacten con los líderes ejidales.

Muchas veces esos costos oscilan entre los 100 y 300 mil pesos, lo cual es un tremendo abuso considerando que las instancias públicas que son quienes finalmente expiden el documento que les otorga la certeza jurídica, no cobran más de 7 mil pesos.

Lamentable pero cierto, aun cuando el trámite esté dentro de los Tribunales Agrarios y usted quiera recoger su escritura, no se la darán, puesto que estas instancias por ley están supeditadas a lo que decidió la asamblea, es más, las lagunas legales son tan grandes que ni si se es miembro de la asamblea pueden reclamar su tierra.

Un caso actual que demuestra lo dicho es lo que están viviendo campesinos del ejido de Santa Bárbara, en Cuautitlán Izcalli, quienes acordaron presentar una demanda penal contra Jorge Bernabé García Campos, presidente ejidal, para que aclare el destino de más de 32 millones 800 mil pesos que el gobierno del Estado de México le entregó por la indemnización de tierras que fueron ocupadas para ampliar la carretera Cuautitlán-Teoloyucan.

Aquí los demás ejidatarios se quedarán sin tierra y muy seguramente sin dinero, porque llevar el juicio para que su líder les regrese lo que les pertenece será largo y muy costoso.

Otro caso que llama la atención es el de Atizapán en donde se encuentra ubicada la Zona Esmeralda, porque ahora resulta que los dueños reales de todo son los comuneros, que desde 1989 empezaron con un juicio para reclamar sus tierras y después de 26 años y que todo está ocupado, ganaron.

En este caso, lo que suena ilógico es que tiendas como Liverpool, Wal Mart y otras, hayan adquirido esos predios, porque va en contra de las reglas de sus empresas y hoy, por romperlas, están tratando de negociar con los comuneros que reclaman su propiedad; veremos qué pasa, porque también allí en esas tierras el gobierno del estado construyó el Tecnópolo y la Universidad, cuánto pagarán por metro, seguramente un dineral.

AVARICIA...

Suena mucho que Apolinar Mena llegará como secretario Técnico del Gabinete del gobernador Eruviel Ávila Villegas; lo cual no sería lógico, pues se supone que salió por corrupción de la Secretaría de Comunicaciones y ese espacio es para conducir y evaluar las tareas de todas la secretarías. ¿dónde estaría la coherencia del actual gobierno?