Negocios en Movimiento

El pescado, las W y la H

Y... ¿qué tiene que ver un pescado con estas dos letras? ¡Pues mucho! ¿Recuerdan aquel artículo que publiqué sobre el pescado y los problemas? Sí, el del profesor Kaoru Ishikawa, y que propuso como metodología para identificar las posibles causas de un problema, y clasificarlas en las seis “espinitas” del pescadito (hombre, máquina, entorno, materia, método y medida).

¡Bueno! Ahí nos quedamos. Pero ahora hablaré de una nueva herramienta que se complementa muy bien a esta, y es la de “las 5 w y 1 h”.Se le llama así porque realmente son toda las preguntas que se deberán hacer para poder identificar de una manera más aguda la validación de las causas que están en las espinas y, por qué no, en muchas ocasiones identificar el problema de una vez por todas.

Veamos cómo se ponen en acción estas dos letras:En primer lugar esta herramienta se compone por seis preguntas clave que son en inglés, cinco w (¿What, Where,  Who, When, Why?) y una h (¿how?).La verdad, actúan de manera muy práctica y objetiva a la hora de ponerlas en práctica, porque en muchas ocasiones ni siquiera se nos ocurre hacerlas, sin pensar que ahí puede salir qué ocasiona tantos problemas a una situación no deseada.

Sugiero que una vez elaborada la dinámica del pescado, analicemos cada una de las causas planteándonos estas seis preguntas.Hagamos un ejemplo:  una persona estaba armando sillas de madera, pero al final del día las 20 que ensambló, resultó que estaban desniveladas el 100 por ciento. 

Preguntémonos: ¿Qué paso? Las sillas no se apoyan bien en el piso.

¿Dónde sucedió? En el taller.¿Quién las armó? Octavio Ruz.

 ¿Cuándo sucedió? El viernes 1 de febrero, en el turno central.

¿Por qué pasó? Posiblemente porque no siguió el procedimiento o método (una de las espinas del pescado).

¿Cómo pasó? Octavio no verificó el proceso, se confió a su pericia en este trabajo,  fue lo que nos comentó; podemos deducir que el problema está en el método que no se verificó.

¿Ven? ¿Qué simple es aplicar esta aparentemente simple, pero poderosa herramienta?Habrá ocasiones en que haya  que cuestionar cada una de las causas hasta llegar al verdugo que esté dándonos lata.

¡Bueno! También es útil para resolver problemas en casa, pónganlo en práctica, ¡les auguro éxito sin duda!Esperen una tercera herramienta pronto.