Negocios en Movimiento

El pescado y los problemas

Siempre los empresarios están pensando en todos los problemas que se les presentan en la dinámica de sus negocios; para ellos todo es problema, y hay que verlo desde la perspectiva de que existen diferentes tipos de situaciones.

Desde el nivel del costo que representaran hasta los efectos que tendrán hacia adentro y hacia el entorno de la empresa, entonces tendremos una idea más clara y real en considerar si son problemas o tan solo son situaciones que ocurren en la vida diaria de toda organización, y les tengo una noticia: casi siempre son estas últimas las que se presentan; solo hay que tener un sentido común y un profundo conocimiento de las metodologías y herramientas que existen para identificar, analizar y solucionar problemas.

Existen diversos modelos para esta disciplina, en esta ocasión veremos la popularmente llamada “el pescado o diagrama de Kaoru Ishikawa”, uno de los grandes exponentes del control de la calidad.Kaoru un día se puso a analizar una situación que se consideraba “un problema”, dibujó una especie de pescadito en el pizarrón, y en la cabeza escribió “PROBLEMA”, después le dibujó seis espinas, las nombró “CAUSAS”, y a cada una de ellas escribió y las definió de la siguiente manera:

1. Hombre: todo aquello que las personas puedan haber ocasionado.

2. Máquina: se describe si los equipos o las herramientas hayan fallado.

3. Entorno: si el medio ambiente influyó en ocasionar el problema, aquí hay que decirlo.

4. Material: a veces el problema se encuentra en la materia prima o suministros que intervienen en el producto y/o servicio.

5. Método: en donde el que causa el problema es el procedimiento que se sigue para fabricar el producto y/o servicio.

6. Medida: la forma de controlar el proceso puede tener un sesgo, dependiendo de cómo se está midiendo y costeando.

Posteriormente, les solicitó que a manera de LLUVIA DE IDEAS expusieran lo que se les ocurriera de todo aquello que puedo originar el problema, y las fue escribiendo en cada una de las seis espinas a la que correspondía; una vez finalizado el trabajo, todos pudieron ver con más claridad qué pudo ocasionar ese problema, ahora sí tenían un camino qué seguir para poder validar, analizar y evaluar las causas reales que ahí estaban siendo plasmadas. Continuaremos en el próximo artículo.