Negocios en Movimiento

No existe otra opción (Parte 2)

En el artículo anterior hable de que no existe Otra Opción para que las empresas y su personal tomen a la seguridad, como un fuerte compromiso, y aún más como una convicción de forma de vida en el desempeño de todas las labores, ya sean cotidianas o laborales. En esta segunda parte, reflexionaremos acerca de “la higiene”, Frederick Herzberg, renombrado psicólogo que influyo y aporto mucho a la administración general de las empresas, en el pasado siglo XX, creo la teoría de los factores higiénicos, el fundamentaba que las personas trabajan mejor si: sienten motivadas; ya sea porque tienen un buen jefe que las trate bien, que les reconoce su trabajo y que les recompensa bien, y les establece objetivos claros.

Y por otro lado, si los factores higiénicos que los rodean son buenos como pudiesen ser: los colores de pintura del lugar de trabajo, (que benefician más los colores  claros), la limpieza y el orden de la oficina, contar con aire acondicionado, (para evitar el frio o el calor), mobiliario ergonómico y tener los baños limpios entre muchos otros factores que el mencionaba y que como psicólogo y científico orientado al ramo laboral, pudo comprobar que sus teorías eran ciertas, pues incrementaba la eficiencia de todos los procesos de la empresa.

Ahora bien, creo mucho en Herzberg, pues ¿A quién no le gusta trabajar en un buen ambiente de trabajo? Creo que a todos nos agrada no tengo la menor duda, pero ¿de quién es la responsabilidad de tener un buen ambiente higiénico de trabajo? La empresa debe de proporcionar los recursos necesarios, como; el mobiliario adecuado a las necesidades de trabajo, el equipo y la herramienta,  obviamente los cestos de basura y los implementos de los baños, así como el equipo de aire acondicionado, pero la “gran responsabilidad”, es de las personas, que deben de tener una actitud de mantener su lugar de trabajo, limpio, ordenado y organizado y seguro para evitar accidentes.

Hoy en día existen diversas metodologías para facilitar que estos procesos se den de marea eficiente, como las 5 “S”, que viene de Japón.

1. Clasificar, lo que sirve de lo que no sirve;2. Ordenar;3. Limpiar;4. Mantener y 5. Tener disciplina para lograrlo, entre muchas otras herramientas más que pueden apoyar a concientizar y sensibilizar al personal a mantener su empresa en condiciones máximas de “higiene” y así evitar enfermedades y/o accidentes que mermen sus capacidades, y a mejorar su desempeño y comportamiento en el trabajo que logren incrementar la productividad de todos. ¡Ya ven que no hay muchas opciones!