Negocios en Movimiento

¿Y...por qué no un té?

Se encontraban Francisco y Carlos en una cafetería, pero decidieron en esta ocasión degustar un rico y delicioso té inglés, para charlar sobre la importancia que tiene la toma de decisiones desde cualquier perspectiva que se vaya a decidir y desde cualquier nivel en la organización, al final son decisiones y estas afectaran de algún modo u otro al gran sistema que es la organización. Carlos, por favor dime ¿cómo le haces para tomar decisiones en tu área?, le pregunta Francisco, al director de finanzas de una empresa que se dedica al proceso de frutas y legumbres para después colocarlas en diversos empaques y posteriormente comercializarlas y distribuirlas en el mercado mexicano, le responde Carlos.

En primer lugar, Francisco, debemos entender ¡Qué significa una decisión!, está la conceptualizo como “la acción que se toma para aplicarla a un determinado proceso y que afectara al mismo, alternado su rumbo como consecuencia, ya sea para bien o no”. ¡Ah! dice Francisco, es decir, una vez aplicada esa acción, ¿le afectara a alguien?, si por supuesto dice Carlos, ya sea a uno o varios procesos o personas o alguna situación determinada, pero lo que hay que entender Francisco es que siempre es recomendable  seguir ciertos pasos antes de tomar una decisión, para asegurarte de la misma no afectara a nadie de manera contraria, te diré los pasos que sigo en mi rutina diaria:

1.Analizar muy a detalle la situación: hay que entender el escenario al que impactar la decisión.

2.Evaluar el impacto en su costo: habrá que determinar el impacto del costo y el beneficio, antes de proceder.

3.Debes tener un enfoque sistémico: es decir ver desde arriba la situación y los protagonistas del o los escenarios a los que impactara la decisión, debes de minimizar o eliminar las afectaciones negativas.

4.Tener siempre de 2 a 3 decisiones distintas: no quedarse con solo una, es peligroso, si no tienes un plan “B”, estarás en serios problemas, porque te verás forzado a tomarla y de seguro no habrá sido la mejor.

5.Tomar la decisión en tiempo oportuno: aplicar las acciones que se hayan decidió, en el tiempo preciso, para que originen los efectos esperados.

6.Evaluar los resultados: siempre deberás checar que pasó después de tomar la decisión, para asegurarte de que sucedió, esperado que haya sido todo positivo.

Es todo. La base estará en el conocimiento y experiencia que tengas en el escenario en que te encuentras, a esto se le llama DOMINIO Y ENFOQUE, ¿pedimos otro té?