Negocios en Movimiento

Sombras ejecutivas

Cuando el sol le da de frente o de un lado a un objeto o a una persona, aparece dibujada en el suelo o en una pared, depende en donde se encuentre, “una sombra” que nos puede decir muy poco sobre lo que este reflejando; por ello, las sombras siempre han sido misteriosas, difusas, complejas, no se sabe qué hay detrás de ellas, y si tomamos el ejemplo de en un ser humano, prácticamente podrían ser  indescriptibles, de querer  saber qué hay detrás de ellas. Por eso hablemos un poco en esta ocasión, de qué podría estar oculto ¿detrás de la sombra de un ejecutivo o patrón de una empresa?

Imaginemos ahora que el sol va revelando poco a poco los secretos de la sombra de aquel ejecutivo; se asoma en primera instancia que no era verdad de que es una persona honesta,  pues le es infiel a su esposa; entonces ¿lo será con la empresa?

Y aquella otra: si la gerente de ese importante departamento, quien dice estar enamorada de su trabajo,  y de la misma empresa, pero ¡no para de buscar un nuevo empleo!

Y siguen las sombras revelando más cosas escondidas, porque el dueño acaba de descubrir que su hermano es deshonesto, pues lo desfalcó; y ¡bueno! También el sol nos dijo que aquel hombre que pensábamos que no era tan inteligente tiene una gran fortuna ganada por su buen desempeño en hacer fructíferos negocios; y que aquella jefa de Administración tiene grandes virtudes para vender lo que desea, solo le faltaba que le dieran “esa oportunidad” que siempre pidió.

Y el sol de repente revelo, que en esa sombra casi negra, del dueño de la empresa más  importante del pueblo, no era suya, sino se la quitó a su primo, aprovechándose de su nobleza; qué tantas cosas puedes decir las sombras.

Pero de repente el día se nublo, y se hizo gris, debilitando la negrura de la sombra, haciéndola más difusa, y pasaron los años, tantos, que hasta después de muerto se supo que aquel señor al que todos le decían “Don”, no era tan generoso como lo aparentaba, pues “explotaba a su personal, además de ser ¡eso sí! Don Corrupto”, y abusaba de todo aquel que se dejara, ¡en todos los sentidos! Pero ah, eso sí, aparentaba lo contrario ¡muy bien! Era un maestro para hacerlo;  o el gerente al que le delegaron decir las palabras de “aniversario de la empresa” y se moría de miedo, pero resultó ser un gran orador.

¿Cuantas cosas insospechables ocultaran las sombras? Peor, ¿cuándo son caprichosas, y cambian constantemente? ¡Seamos más observadores y críticos de lo que vemos, pudiese ser una ilusión, y ser todo lo contrario, o simplemente no existir!