Negocios en Movimiento

Cielo de distintos colores


De distintas tonalidades, matices, iluminación y hasta de diferentes aromas, cada día y cada momento el cielo cambia, tiene una metamorfosis casi mágica y caprichosa, que en muchas de la ocasiones, incluso nos irradia el sentimiento en que se encuentra en ese mismo momento, o ¿no lo es así? Pero ahora imaginemos, ¿cuál es el pedacito de cielo que cada empresa tiene adoptado, y qué significa este en su estado de ánimo?

Cielo azul brillante: majestuoso, alegre, positivo, la gente que trabaja bajo este cielo, es muy trabajadora, animosa y respeta mucho a su líder, pues este es un verdadero ejemplo a seguir, audaz, seguro de sí mismo, e íntegro, el personal se lleva bien entre sí, existe el respeto y se trabaja bajo los principios y la ética, la empresa es rentable, aunque esto no sea una condicionante; al final será un buen lugar para laborar, pues en si es ganadora por el trato que le da a todos los que la rodean, ¡huele a mar fresco!

Cielo azul pálido: reflexivo, triste, piensas mucho las cosas, aunque estas no vayan tan mal, las personas se sienten relativamente bien en su trabajo, aunque si les llega otra oportunidad de cambiar a otro empleo, casi seguro que se irán; tienen relativas utilidades, no definen bien sus procesos, viven con dudas, nerviosas y estresadas. Aunque las metas se cumplan, nunca están satisfechos con nada, su líder titubea mucho en la toma de decisiones, aun cuente con el apoyo y los recursos para enfrentar situaciones adversas. ¡Su olor es a gardenias!

Cielo rojo: romántico, no es común, evoca a los atardeceres del Pacífico, exóticos, empresas que son audaces, rompen paradigmas cada momento en su forma de trabajar, liderazgo demócrata, dejar ser y hacer al personal lo que desea, siempre y cuando cumpla con sus metas, horarios de trabajo flexibles, buen ambiente de trabajo, pero muy individualista, el trabajo en equipo no es la mejor opción, uso y abuso de la tecnología, una tercera parte de las empresa son triunfadoras, la otra parte son mediocres, y la última parte son improductivas y habitan en el caos, ¡olor indefinido!

Cielo gris: su ánimo es sombrío, un líder apático, se encierra en su propio mundo, autócrata para esconder un poco su ineficiencia, piensan que siempre tienen amenazas de tormenta, aunque solo caigan algunas cuantas gotitas, exageraran viendo rayos y centellas, el compañerismo entre los empleados es tenso y son descuidados, ocurren accidentes de trabajo. ¡su aroma es desagradable!