Último Round

Los taxistas

…que devuelven las cosas olvidadas, los defensores de los animales, los ciclistas, los periodistas honestos, las maestras comprometidas y disidentes, los normalistas, los soñadores, los buenos vecinos, las defensoras de los derechos humanos, los que apoyan a migrantes, los verdaderos sindicalistas, los donadores, las burócratas amables, los locos, los jueces independientes, los caricaturistas, las amas de casa, los esposos fieles, los presidentes de izquierda, los que no compran cosas robadas, las enamoradas, los que cantan en la regadera, los indignados, los sacerdotes combativos, la gente sin prejuicios, las abuelitas, los que en secundaria sacan ochos, los artistas críticos, las bailarinas de ballet, los lectores, los hijos que quizá algún día tenga, la futura, los que ceden el paso y el asiento, el canto de protesta, las cumbias, la iglesia de los pobres, las puertas y los brazos abiertos, las ciudades limpias, la mirada de Mariel, los recuerdos, el presente, los anhelos, la comida orgánica, los frijoles de La Nena, el cuitlacoche, las tortillas de maíz hechas a mano, la cerveza oscura, las oportunidades, los libros, el cine italiano, la fotografía en blanco y negro y a color también, el teatro universitario, las buenas noticias, los abrazos, los buenos días con sus noches buenas, los consejos de papá, el cielo con pocas nubes y muchos pájaros, el cielo estrellado, una estrella fugaz, los eclipses, las lunas de octubre, las canciones de José Alfredo, las de Sabina, el canto de Los Cardencheros de Sapioriz, el rocanrol, las rosas, las gerberas, los claveles, los nardos, los sauces llorones, los magueyes, las despedidas desde el andén, los espejos honestos, el agua a cántaros, los apapachos, los boletos de avión, la sombra de un árbol, los reencuentros, los domingos de resurrección, los planes, la esperanza que es más terca que nosotros, las vacaciones, los cumpleaños, los masajes en la espalda, la chamba, la risa de los bebés, las preguntas de los niños, las pistas de baile, las chicas en el antro, los campeonatos, el pan con mantequilla, las lesbianas, el siguiente aguinaldo, los malecones, los paisajes, el raspadito premiado, las citas, las buenas ideas, los orgasmos, el comunismo, una cana al aire, las coincidencias, la sombra de un árbol, la banca de un parque, las conciencias limpias, las manzanas, los perros, los gatos, el juego de la lotería, los carritos chocones, las ofertas de trabajo, las casas del árbol, las escondidas y los encantados, la poesía, el basquetbol, los atardeceres, las caminatas largas… razones que nos dicen que podemos hacer de 2016 un buen año.


Sergio Gómez / @sergomezv