Último Round

El riesgo que ha tomado Mireles

A la izquierda, Hipólito Mora, fundador de las autodefensas en La Ruana; al extremo derecho de la imagen, Luis Antonio Torres, alias Simón o El Americano, dirigente de las autodefensas en Buenavista Tomatlán. Se saludan serios mientras voltean a la cámara. En medio, el comisionado para la seguridad de Michoacán, Alfredo Castillo, quien tiene la mirada en otra parte, envuelve con sus manos las de los personajes, hasta hace unos días, antagonistas.
Es que Mora recién salió de la prisión. Es que la cárcel cambia a las personas. En cuanto quedó libre, anunció que se registraría como policía rural. Seguiría los pasos de personajes como Estanislao Beltrán, también conocido como Papá Pitufo o como el de su otrora enemigo, El Americano, con quien posa en la fotografía.
Antes de ser detenido de manera inesperada, Mora esperaba que la policía federal lo ayudara a sacar de La Ruana al Americano. Pero no. Si alguien recibió apoyo del gobierno fue Luis Antonio Torres, precisamente, encarcelando a Mora.
A pesar de ser señalado por supuestos vínculos con Los Templarios y después con el Cártel de Jalisco Nueva Generación, Simón El Americano ha logrado la simpatía del Estado Mexicano.
En contraste y de acuerdo a palabras de Castillo, el médico José Manuel Mireles, líder de las autodefensas en Tepalcatepec, es investigado por homicidio: “hay fotografías de él sosteniendo alguna cabeza como trofeo de uno de estos muertos”, declaró a la prensa el enviado federal.
Parece que el delito de Hipólito Mora y de José Manuel Mireles es haber hablado mal del gobierno. Parece que el mérito de Papa Pitufo y del Americano consiste en haber hecho lo contrario.
Aunque a todos se les puede acusar de asesinato –al final de cuentas encabezan grupos armados que operaban al margen de la ley- solo algunos son perseguidos, hasta que se alinean como policías rurales.
En Michoacán, el mensaje del Estado Mexicano es el mismo que dio George W. Bush cuando anunció su guerra para acabar con el terrorismo: “quien no está con nosotros, está contra nosotros”.
José Manuel Mireles no está con ellos.
Un día después de que fuera tomada la fotografía donde posan Mora, El Americano y Castillo, Peña visitó Tierra Caliente, para ser más específico, Tepalcatepec. En la actividad, solo hubo acarreados; ningún líder de las autodefensas.
“Es simbólico que el Presidente Peña Nieto venga a la tierra de Mireles, sin llamar a Mireles”, dijo el médico, quien esperó afuera.
A pesar de las advertencias, José Manuel Mireles Valverde ha decidido seguir el camino difícil. A ver cuánto aguanta.



Sergio Gómez/@sergomezv/sergio.gomez@milenio.com