Último Round

El gran tropiezo de Rubén Moreira

El anuncio hecho por Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC) de romper el diálogo con el gobierno estatal significa un tropiezo mayúsculo para el gobernador Rubén Moreira.
El tema de los desaparecidos se volvió recurrente en el discurso oficial, hasta aparece en los informes: “es prioridad de Gobierno, por eso buscamos la coordinación con todas las instancias y el contacto directo con las familias de las víctimas”, pronunció durante el recuento de su segundo año.
Incluso, el FUUNDEC reconoce: “con Rubén Moreira, sin embargo, logramos avances sustanciales en armonización legislativa y en la atención integral, con perspectiva de derechos humanos”, reza el mensaje publicado este lunes.
El temor a que los casos de los desaparecidos en Coahuila lleguen a cortes internacionales ha llevado al Gobernador a encargar el asunto a uno de los hombres de confianza del moreirato: Armando Luna Canales, Secretario de Gobierno con Humberto Moreira y Secretario General del PRI estatal durante la candidatura de Rubén.
Desde la trinchera de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y apoyado por investigadores de la Universidad Autónoma de Coahuila, Luna Canales comenzó a trabajar en las reformas a la Constitución Política del estado y al Código Penal y en la creación de una Ley para la Declaración de Ausencia por Desaparición de Personas. Las iniciativas serían firmadas por Rubén Moreira, una vez que Luna Canales regresó a la Secretaría de Gobierno.
Los esfuerzos de las autoridades se traducían en una relación inmejorable con los familiares de desaparecidos. Pero vino el tropiezo: tras uno de los encuentros entre las partes, un reportaje de Univisión, donde se aprecia el uso de maquinaria pesada en las excavaciones de fosas, sorprendió a los activistas. El diálogo quedó roto: “ante la evidencia irrefutable de que el operativo, más pareció una pasarela periodística de acceso libre, contaminando las evidencias que se esperaban recolectar, y confirmando nuestros peores temores”, dice FUUNDEC en el comunicado.
Ahora, los mil 655 casos de desaparecidos en Coahuila le pesan aún más a Moreira y al Estado Mexicano. Debe haber alarma en los círculos de poder; FUUNDEC anunció que: “se concentrará en denunciar la gravedad de lo sucedido (…) a las instancias internacionales interesadas en apoyar los esfuerzos de las familias atormentadas por el flagelo de las desapariciones en México”.


@sergomezv