Último Round

Virgencitatl de Guadalupetl

Podemos hacer chistes de Dios. Pero ¿chistes de la Virgen de Guadalupe?..Imagínate que estás en una reunión con la familia de tu novia, con la tía mocha y el sobrinito que apenas va a hacer su Primera Comunión. Me refiero al sagrado sacramento, no a otra cosa, malpensado.

El caso es este: imagínate que estás en la reunión y se te ocurre contar un chiste de la Virgen. ¿Qué cara pondría la tía mocha?Ahora, imagínate que en lugar de un chiste de la Virgen, cuentas uno de Dios. Están Dios y el Diablo apostando.

Es la final de la Champions. Entonces Dios, que le va al Barcelona, dice... ¿Qué cara pondría la tía mocha? Supongo que no habría mayor problema. Podemos hacer chistes de Dios pero de la Virgen, no.

Nos parecemos a los musulmanes que le dieron crunch a los caricaturistas de Charlie Hebdo.

Es políticamente correcto hacer chistes de Cristo. Se me ocurre uno en el que Jesús le pide a Pepito que le ayude a bajar de la cruz. Ándale, Pepito, no seas gacho, quítame los clavos. Tras varios chantajes, Pepito accede. El chiste termina cuando Cristo, cayéndose de boca, le reclama a Pepito por qué no le quitó primero los clavos de los pies.

En fin, los chistes que contamos y la manera en la que reaccionamos al escucharlos, habla mucho de nosotros. No por nada un tal Segismundo Freud escribió un libro intitulado El chiste y su relación con lo inconsciente.Aprovecho este adorno bibliográfico para darle las gracias al tonto de mi amigo Arturo. Digo tonto porque me prestó el libro.Aprovecho este paréntesis para regañar a aquellos que quieren crucificar al Presidente del INE por los comentarios que hizo sobre un chichimeca.

Aprovecho para regañar a los que se rasgan las vestiduras con los memes en los que aparecen indígenas con frases terminadas en -tl. Algo así como Ando bien crudotl. Ah, pero anochetl.Te digo que la manera en la que reaccionamos con los chistes habla mucho de nosotros.

¿Por qué no nos debemos burlar de los indígenas?.. Porque, bajo cierta óptica torcida, son inferiores.Imagínate que Lorenzo Córdova se hubiera burlado de la manera de hablar de un francés. Imagínate que en lugar de indígenas, en los memes apareciera un alemán con traje típico y que en lugar de frases terminadas en -tl, hubiera frases terminadas en -nsen.

¿Quién se ofendería?Aprovecho para decirle a Arturo que no le voy a regresar su libro.


Sergio Gómez/@sergomezv