Último Round

Pastorela cívica y privatizadora

Cada elemento del escenario tiene una etiqueta con código de barras: un portal al fondo, la Estrella de Belén que pende del ciclorama, hasta el burro y el buey dibujados en pellón blanco. Aparecen dos hombres humildes.

PASTOR 1: Ahora que nos privatizaron la Estrella de Belén y que no nos alcanza ni para un ge pe ese de los baratitos ¿cómo vamos a saber en qué punto exacto nacerá el mentado Niñodios.

PASTOR 2: Le podemos preguntar a ese tipo con facha de demonio, al fin y al cabo somos bien ingenuos, por eso nos privatizaron hasta a nuestras viejas. Que de eso ni me quejo, la mía sí necesitaba una modernizadita.

PASTOR 1: ¿O sea que por eso mi Samaritana lleva un mes sin llegar a la casa? ¿A qué hora fue eso que ni cuenta me di?

PASTOR 2: Es que estabas bien picado con la final Leones de Galilea contra Águilas de Nazaret.

PASTOR 1: ¡Ya me acordé! Pero qué le vamos a hacer ni modo de salir a las calles y exigirle a Herodes Anti Paz que haga las leyes a la conveniencia de nosotros los belenenses, pues ni que le hubiéramos pagado su campaña. Además, me da mello; ese tipo  es capaz de mandar matar hasta a nuestros chamacos ¡Santos inocentes!

PASTOR 2: Usté tiene la boca llena de su razón, comparre… pero ora pues, pregúntele al señor aquel que pa ónde ganaron el Chuy y la Mary.

PASTOR 1: (al tipo con facha de demonio) Oiga licenciao, afigúrese que andamos buscando la Estrella de los Belenes. ¿Tiene idea de cómo dar con su paradero?

DIABLO: La estamos modernizando. Le dimos la concesión a unos extranjeros a cambio de oro, incienso y mirra. Parece que la desaparecieron. Por eso les dicen magos. Reyes magos. Pero la están modernizando.

PASTOR 2: ¿La privatizaron, entonces?

DIABLO: No, la están modernizando.

PASTOR 1: Y por qué tanta prisa. Las dieron más rápido que La Magdalena. Me refiero a las estrellas.

DIABLO: No es que les hayamos hecho un madruguete. Cómo les vamos a mentir. Para nada. Seríamos incapaces. Sucede que México, perdón, Belén no puede quedarse fuera del concierto de las naciones.

PASTOR 1: Ah, está bueno, con tanta retórica ya nos mareó. Vámonos, Pastor Dos. Ya va empezar la telenovela.

               Se escucha un estruendo. Un ÁNGEL aparece en escena. Los detiene.

ÁNGEL: No vine a salvarlos sino a decirles que son unos brutos. Están saqueando el país y ustedes no hacen nada.

PASTOR 1: Este es un peligro para Belén no le hagas caso.

PASTOR 2: Sí, ya está delirando. Fuga.

FIN